Sí & No: Felipe Kast

Reportajes y Entrevistas

Sí & No: Felipe Kast

Por Alejandra Villalobos / Fotografía Alejandra González

_SÍ es común que me confundan con mi tío José Antonio Kast, probablemente el 40% de las personas todavía lo hace, pero más que molestarme creo que diferenciarse es parte del desafío, que la gente entienda que cada uno, legítimamente, defiende causas diferentes y que vemos la centroderecha de maneras distintas._NO siempre me interesó la política. En la universidad, luego de dedicarme bastante al básquetbol tuve mi primer acercamiento, pero me defraudé tempranamente. Ahí me volqué a la academia. Decidí ser economista, hice un doctorado, fui profesor de economía y terminé de vuelta en política en el primer gobierno de Sebastián Piñera como ministro de Desarrollo Social._SÍ soy donante de órganos y participo activamente para tratar de eliminar el registro de no donantes que al día de hoy es de cuatro millones de chilenos._NO salí a marchar en mi época universitaria, pero sí salimos a construir mediaguas a los campamentos, y nos tocó fundar Un Techo Para Chile. _SÍ estoy de acuerdo con las viviendas sociales del alcalde Joaquín Lavín, creo que es fundamental aspirar a una mayor integración social._NO apoyo el aborto libre. Creo que en esta discusión chocan dos valores que para cualquier liberal son difíciles de negar: primero, el derecho de la mujer de desear un embarazo, pero también el derecho a nacer de un niño. Personalmente soy partidario de acompañar y ayudar a paliar el dolor de esa mujer que no quiere dar a luz, pero no pasar por encima del derecho de ese niño a nacer._SÍ estoy de acuerdo con terminar el embarazo cuando está en riesgo la vida de la madre, solo en ese caso._NO creo que haya que tener “cuero de chancho” para estar en política, sí mucha convicción y nunca perder el norte de por qué uno está en esto, eso es lo que permite no marearse, porque en política lamentablemente es muy fácil caer en la lógica de que el fin justifica los medios._SÍ se puede tener amigos en política. Yo tengo varios y de distintos colores._NO me quita el sueño ser presidente de Chile, pero sí el construir un proyecto político como Evópoli que pueda lograr el sueño de hacer de Chile un país más justo, de poner a los niños primero en la fila o de terminar con las segregaciones en los barrios. Todo lo demás, ser senador, diputado, ministro o presidente son medios para lograr ese fin último._SÍ creo en los acuerdos nacionales. Creo que la reforma por la infancia será uno de los acuerdos más importantes de este gobierno._NO soy una persona que se enoje mucho, pero sí me molestan enormemente las personas que no van de frente._SÍ comparto la lucha para terminar con cualquier tipo de abuso._NO me gusta de la política el populismo y a aquellos que, como dice la canción de Los Prisioneros, “nunca quedan mal con nadie”._SÍ me gustaría que Chile Vamos haga historia como la Concertación lo hizo en su minuto. Creo que ya se logró con éxito el período de transición a la democracia y el desafío ahora, más allá de lo económico, pasa por reestructurar las oportunidades de nuestra infancia._NO tengo muchas habilidades para hacer reír a otros, pero soy un gozador del humor. De niño ponía los casetes del Coco Legrand y me los aprendía de memoria. Tengo un profundo respeto por la capacidad intelectual y la sofisticación que requiere hacer reír a otros._SÍ podría ser vegetariano perfectamente. Me encantan las verduras y no soy muy fanático de la carne._NO soy de carretes masivos, nunca me gustaron mucho las discos._SÍ me gusta juntarme con amigos, y me puedo quedar hasta muy tarde conversando, aunque con el tiempo me estoy poniendo cada vez más parecido a la Cenicienta._NO soy rencoroso y tengo la virtud de pedir perdón fácilmente si es necesario._SÍ creo en la vida después de la muerte, aunque reconozco que más que tenerlo como una certeza, tengo la esperanza de que sea así.

  • 41 años.
  • Economista.
  • Senador electo por La Araucanía y fundador de Evópoli.

#Tags

Seguir leyendo