Princesa Alba: Realeza pop

Reportajes y Entrevistas

Princesa Alba: Realeza pop

Por Constanza Espinoza / Fotografía Nicolás Abalo / Producción Male Chahín / Maquillaje Juanjo Sandoval

Hace un año lanzó su primer single ‘Mi only one’. El video, grabado en el Estadio Monumental, ya supera el millón y medio de visualizaciones en YouTube y la alzó como una de las nuevas promesas nacionales. Ahora irrumpe con su Del Cielo Mixtape, donde reúne sus últimos trabajos.

A Trinidad Riveros (21) la inspira la artista canadiense Grimes, su gusto por la moda noventera y de principos de los 2000 viene influenciada por Tumblr, es fanática de Colo-Colo desde niña (así como toda su familia) -de ahí nace su nombre artístico- y toda su música la hace desde su casa. Es una ‘bedroom producer’. Esta estudiante de Dirección Audiovisual y Publicidad de la Universidad Católica llamó la atención el año pasado en las redes sociales al publicar el video de su canción Mi only one, grabado en el Estadio Monumental y que generó una ola de reacciones por su apariencia y propuesta musical. Escotes marcados, ombligo al aire, harta minifalda, zapatillas con terraplén, parkas abultadas, mucho glitter, gloss en la boca y gifs noventeros definen su estilo y se enmarcan en las tendencias más comunes que puedes encontrar en las plataformas web que frecuenta la nueva generación teen.

¿Cómo enfrentaste y manejaste las críticas?
Tuve bulimia gran parte de mi vida. Y la cuestión es que con esa condición te conviertes en tu peor enemiga, te odias y tienes millones de malos comentarios sobre ti misma. Cuando superas esa barrera, cualquier comentario que te llegue de otra persona no te puede afectar menos. Después de eso alcanzas un nivel de seguridad que en verdad ‘bye’.

¿Cómo ha evolucionado tu trabajo luego de Mi only one?
Me he profesionalizado. Igual, siempre voy a tener mi sello de ‘hecho en casa’, de ‘bedroom producer’, porque trabajo todo desde ahí. Mi only one la grabé en el estudio de Comunicaciones de mi U. Me acuerdo patente cantando adentro y la gente mirándome con mala cara (ríe). También he desarrollado mi identidad, la he reafirmado en cada video y canción.

Tienes un estilo de vestir que se convirtió en tu sello, ¿qué significa para ti la moda?
Desde chica siempre he estado en las redes sociales, soy demasiado niña de computador metida todo el día en internet. Hace años tenía Tumblr y lo único que hacía era tener blogs de moda. Siempre me ha gustado, y en Tumblr cachaba las tendencias nuevas. Y, obviamente, me gusta mucho el rollo estético detrás de la música (…) cómo se van mezclando la moda y el arte. Finalmente creas un discurso a través de ellos; es bacán generar un sello distinto en cada arista y que todo eso configure Princesa Alba.

 

POP CON TINTES DE TRAP

Así es como Trinidad define su música. “Empecé a cachar el boom del trap, el dancehall y el R&B, y me empecé a motivar. Caché que en Chile esa escena estaba naciendo con Gianluca (artista que produjo su primera canción). Siempre fui muy mala para los instrumentos, nunca quise hacer nada hasta que conocí la onda digital. Empecé a mezclar en programas computacionales y me compré un controlador de audio. Pero no tenía los contactos, no sabía cómo se producía, traté de aprender sola pero es harto trabajo”.

¿Sientes cierta obligación o responsabilidad de transmitir un mensaje que forme parte de los movimientos sociales que estamos viviendo?
Creo que sí la tenemos, principalmente porque somos figuras a las que llega mucha gente. Igual me hago cargo, pero es porque siempre lo he hecho. Siempre he sido feminista, mi mamá me lo ha inculcado; entonces mi trabajo va en línea con eso.

En el show donde lanzaste tu mixtape hubo policía antiacoso, ¿cómo has vivido el acoso en tu vida?
Como todas, porque todas las mujeres hemos vivido situaciones de acoso. Yo estaba en un colegio de mujeres, entonces tenía como un fuerte protegido y un universo que no existe en la realidad. Cuando salía del colegio y tomaba la micro me gritaban cosas o invadían mi espacio y yo era demasiado chica. Esas situaciones te chocan porque pasas de un ambiente protegido a uno donde estás sola. Andar con peto y falda y pasar frente a un conjunto de hombres siempre es algo que te va a aterrar.

¿Es difícil moverse en el medio musical siendo mujer?
Es peludo. Las tocatas siempre son de hombres. Por ejemplo, me decían “queremos armar una tocata de puras mujeres”, y yo respondía “tienen fecha todos los fines de semana, ¿por qué quieren hacer una fecha de mujeres, una vez al año y solamente juntarnos por eso?”. Porque nos podrían incluir en las fechas que tienen todos los fines de semana, ¿cachái? Como si nosotras fuéramos un producto separado, como si fuésemos otra cosa. Mi rollo musical no se parece mucho al de las mujeres que hacen trap en Chile; entonces no por el hecho de ser mujeres nos vas a juntar, siendo que no hay ningún otro denominador común que nos una.

Seguir leyendo