Un mes de vida

Reportajes y Entrevistas

Un mes de vida

Por Equipo Paula / Fotografías Constanza Moreno

¿Qué pasaría si te enteras de que te queda un mes de vida? Con motivo del Día de los muertos, salimos a la calle a preguntarle a la gente qué harían si se enfrentaran a este escenario.

Valeria Vallejos, 53, ejecutiva de inversiones. 

“Lo pasaría chancho. Viviría mi último mes de vida como si fuera el primer día de ese mes, no el último; en el primero uno tiene más fuerza, en el último no tanto. Eso haría”.

Maria Cristina De la Cruz, 75, dueña de casa.

“Si me quedara un mes de vida, ¿qué haría? Viajaría y estaría con mis trece nietos que adoro. Estaría feliz de en un mes irme, porque tengo una hija que se me murió hace poco en un accidente. Estaría con ella”.

Yamilet Azcarate Sepúlveda, 44, jefe de aseo.

“¡Viajar por todo el mundo, feliz!”

Rita Hernández, 40, aseadora. 

“Irme a una isla paradisíaca, con todo lo que yo quiera”.

Claudia Larenas, 47, traductora.

Me dedicaría a los más importante que tengo, que es mi familia y mis hijos, la gente que me rodea y me ha dado cariño. No perdería el tiempo en nada superfluo, que me haga generar plata o cosas materiales. Uno trabaja mucho en esta vida, así que me dedicaría a conversar, disfrutar de la naturaleza, estar con mi familia, dar mucho cariño y estar tranquila. Me prepararía para el paso a la otra vida; rezaría mucho. Trataría de estar cerca de Dios y de estar tranquila”.

Ingrid Almeida, 26, comerciante.

“Viajar por todo el mundo”.

Elias Prado, 25, dependiente.

“Perderme en la naturaleza por todo un mes”.

Antonia Massoni, 17, estudiante.

Iría a recorrer todos los restaurantes de Santiago y de Chile y comería de todo, sí o sí. Todas las cosas ricas. Probaría de todo.

Sebastián Bunster, 21, tenista.

“Si me quedara un mes de vida, me tiraría en paracaídas, correría una carrera en auto y me iría a California con todos mis ahorros a carretearlo todo”.

Claudia Zenati, 27, estudiante.

“Haría todo lo que no me atrevo a hacer hoy día. Prefiero cometer un error que vivir con una duda”.  

Fernanda Massoni, 16, estudiante.

“Si me quedara un mes, comería todo lo que pudiera. Explotaría de comida”.

Sergio Huerta, 52, asesor financiero.

“Me dedicaría cada día, cada hora, cada minuto a compartir y estar junto al amor de mi vida, mi señora”.

Axel Milne, 25, piloto comercial.

“Si me quedara un mes de vida, definitivamente viajaría a algún país exótico. Me gusta la comida oriental. Iría a Tailandia. No haría tantos planes, porque me voy a morir en un mes. Visitaría playas y trataría de disfrutar lo que más pueda. Eso haría”.

Patricia Hormazabal, 60, vendedora de seguros.

“¡Lo pasaría regio!”.

Paulina Fermandois, 77, jubilada.

“Si pudiera hacerlo, me dedicaría a hacer un viaje para repetirme ciertos lugares y escoger otros nuevos. Si me tendría que repetir, sería Asia, China y la India, que siempre me han identificado. Me gusta su cultura, su gente y su filosofía de vida. Son mis lugares favoritos”.

Juan Marifil, 75, conserje.

“¿Qué haría? Me daría la buena vida, po’”.

Lilian Zuñiga, 57, dueña de casa.

“Estar con mis hijos y mi familia. Regalonearlos y quererlos hartos”.

Jaime Fuentes, 26, trabaja en un banco.

“Si yo tuviera un mes de vida, agarraría toda la plata que tengo, vendería todo y me dedicaría a viajar. Quizás por América del Sur, después trataría de llegar a América del Norte y quizás pasar por Europa, Asia… Todos los países que pueda hasta que me pille la muerte”.

Ximena López, 27, estudiante.

“Lo primero que haría es pasar tiempo con mi familia; con mi papá, mi mamá y sobre todo mi hermana chica, que sé que me echaría mucho de menos. Viajaría a Santorini, que es el lugar al que siempre he querido ir y me ha llamado la atención desde chica. Me encantaría viajar al Mediterráneo”.

Arnaldo Soto, 24, dibujante y músico.

“Lo dividiría en viajar, hacer música, eventos y algo de marihuana, todos los días un poquito. Viviría tranquilo”.

Seguir leyendo