Una actriz en construcción

Reportajes y Entrevistas

Una actriz en construcción

Por Manuela Jobet / Producción: Valentina Ríos / Fotografía: Juan Sáez / Maquillaje y pelo: Raúl Flores para MAC /Agradecimientos: Jazmín Chebar, H&M, Banana Republic y Topshop.

Hay que ponerle ojo a Camila Hirane (28). Por la interpretación de Irma en la serie Prófugos, de HBO, fue nominada al premio de mejor actriz del Festival de Televisión de Mónaco compitiendo nada menos que con Juliette Lewis. Ha estado en cuatro películas, acaba de terminar de actuar en la elogiada obra Víctor sin Víctor Jara y de grabar Secreto en el jardín, la nocturna de Canal 13 que saldrá en 2014. Méritos tiene de sobra.

Paula 1132. Sábado 12 de octubre de 2013.

SUS INICIOS
“Siempre quise ser actriz.
Desde chica me conmuevo con las historias. Soy la hija mayor y eso me permitió ver muchas películas con mis papás. Nada en la vida provocaba algo en mí como lo hacían las películas. Con las teleseries me pasaba lo mismo. Era fanática de Abigaíl y Cara sucia y todas las tardes me encerraba en mi pieza a recrear las escenas”.

“Estudié Teatro en la Universidad Finis Terrae. En primer año me saqué la mejor nota del curso y entendí que una cosa es que te guste algo y otra es sentir que eres buena en lo que haces. Eso me dio seguridad”.

“Estudiando tuve una crisis vocacional porque me preguntaba ¿en qué ayuda a la sociedad una actriz, en qué aporta? Un profesor me dijo: ‘aporta porque cuentan historias y eso nutre el alma de las personas’. Eso es verdad. Una buena película te transforma un poco”.

“Salí de la universidad al vacío total. Como actriz es difícil porque uno no va a tirar su currículum a una empresa. No sabes cómo abrirte paso. Por eso armé con dos amigas la compañía La Silvia, hicimos la obra Zona de bullying para la Fundación Casa de la Familia y la llevamos a varios colegios. Ahí descubrí que me faltaban herramientas. Me sentía muy pollo. No sabía cómo ser actriz”.

PRÓFUGOS
“Cuando hice el casting para Prófugos estaba súper estimulada. Eso me ayudó a quedar. El día anterior había ido a uno en TVN para la teleserie Martín Rivas. Fue terrible. Había pura gente famosa. Todos vestidos de época, maquillados. Me puse tan nerviosa que al día siguiente fui al de Prófugos bastante más tranquila”.

“Cuando entré a Prófugos tenía el pelo muy largo y me lo tuve que cortar muy corto. Mi pelo era precioso, era mi sello, pero estaba tan fascinada con mi papel que si me hubiesen dicho que me tatuara la cara lo hubiese hecho. Siento que ahí me transformé en actriz. Por primera vez estaba cambiando mi cuerpo para un papel”.

“Con Pablo Larraín, el director de Prófugos, tuvimos una buena comunicación en el casting. Él me supo explicar lo que quería y yo lo entendí. Dos semanas después me llegó un mail que decía ‘Bienvenida a HBO’. No lo podía creer, de hecho me demoré mucho tiempo en contarlo”.

“Igual sufrí haciendo Prófugos. Esta es una carrera de mucha inseguridad. Uno no se sabe cómo va a hacer los papeles hasta que los hace y se está muy sujeta a la aprobación de los demás y del público. Eso da miedo. Yo era la nueva entre pura gente seca y tuve que luchar mucho contra mis inseguridades, contra el nerviosismo. Fueron días estresantes”.

“Cuando entré a la serie tenía el pelo muy largo y me lo tuve que cortar muy corto. Mi pelo era precioso, era mi sello, pero estaba tan fascinada con mi papel que si me hubiesen dicho que me tatuara la cara lo hubiese hecho. Siento que ahí me transformé en actriz. Por primera vez estaba transformando mi cuerpo para un papel”.

HOY
“Siento que recién dejé de ser la debutante. Acabo de terminar la obra de teatro Víctor sin Víctor Jara, mi primera obra profesional; hice Prófugos, mi primera serie audiovisual; acabo de terminar de grabar Secreto en el jardín, una nocturna de Canal 13; y en cine hice Joven y alocada, Iglú, Tierra de sangre y La canción sin letra”.

“Soy una actriz en construcción. Hay cosas que me cuestan mucho todavía. Creo que hay que trabajar para cumplir con las expectativas. No me siento para nada una actriz de excelencia, necesito aprender todos los días. Quiero ser una excelente actriz pero me estoy construyendo para lograrlo”. ·

Seguir leyendo