Jugo de luz

Por Ximena Heinsen | Fotografía: Alejandro Araya.

Repleto de vitaminas, minerales y clorofila, este jugo es una bomba nutritiva que oxigena la sangre. Vea el video de la preparación aquí.

Receta

Se procesan 2 manzanas rojas, 2 zanahorias y 1 pepino en un sacajugos. El líquido se pone en la juguera y se añade 1 taza de espinacas (o cualquier verdura de hoja verde), 1 manojo de pasto de trigo y 1 puñado de lentejas germinadas. Se cuela la mezcla licuada y se vierte en una jarra.

Pasto de trigo

Rico en vitamina B12 y B17, absorbe 90 de los 102 nutrientes de la tierra. Para usarlo en el jugo debe tener unos 20 cm, altura que alcanza a los diez días de sembrarse las semillas germinadas en dos dedos de tierra de hoja en un recipiente con agujeros para que escurra el agua. En la sección Verduras de Jumbo se vende crecido. En Tierra Viva el kilo de semillas cuesta $ 1.000.

Lentejas germinadas

Al germinar, las semillas potencian un 200% todos sus nutrientes y vitaminas. Para que las lentejasgerminen hay que remojarlas en agua durante una noche, estilarlas y dejarlas reposar por 12 a 24 horas en un colador, hasta que aparezcan los primeros brotes. Duran hasta diez días en el refrigerador.

Fundamentos de la cocina viva
Aunque este término se acuñó en Estados Unidos en los años cincuenta, la cocina viva existe hace miles de años en etnias longevas como los hunza, en el norte de Pakistán, y los tupí-guaraní, en Brasil. Diversos científicos en terreno han concluido que la alimentación cruda en base a vegetales, frutas y granos es la responsable de los bajos índices de cáncer, colesterol y óptima presión arterial de estos pueblos. La gracia de esta cocina es que no destruye las enzimas de los alimentos, proceso que ocurre a los 43 oC. Tal como explicaba en los años treinta el naturópata chileno Manuel Lezaeta, sin estas enzimas naturales el organismo debe aumentar la producción de ácidos para digerir los alimentos; la sangre se acidifica, la temperatura intestinal aumenta y el sistema inmunológico se desbarajusta.

Afiatada hace años entre los vegetarianos norteamericanos, la cocina viva –o raw food– es una tendencia que promueve una alimentación con granos germinados, frutas y verduras crudas para alcanzar un óptimo estado de salud. Una de sus recetas estelares es el jugo de luz, una bomba de vitaminas, minerales y clorofila que oxigena el cuerpo. El chileno Vit Jayo (Cristóbal Rey), formado en la Universidad Católica de Rio de Janeiro, asegura que un vaso en ayunas de este jugo vigoriza el organismo y aleja las enfermedades.  “La clorofila tiene una estructura molecular similar a la de la hemoglobina; el jugo pasa en 15 minutos a la sangre y ayuda a transportar oxígeno”, explica. Jayo dicta talleres en el restorán El Huerto y el centro Árbol Yidam, en los que enseña recetas sicomágicas diseñadas por él (más información en alimentacionviva.blogspot.com)

Seguir leyendo