*

Las monjas pro mujeres

Están en las poblaciones, dentro de los hospitales, en medio de las cárceles. Son religiosas que hablan de género y acompañan a mujeres que han sido abusadas, violentadas y encarceladas. Con distintas acciones pastorales y apelando a un movimiento apostólico más abierto, día a día trabajan empoderando a mujeres para que se levanten y salgan adelante.

La pastoral de la diversidad sexual

Desde hace dos años un grupo de gays y lesbianas católicos y sus familias se reúnen cada quince días a reflexionar sobre la fe y la homosexualidad. Lo hacen bajo la guía de tres religiosos que acompañan sus procesos, ayudándolos a aceptarse tal como Dios los hizo sin por ello renunciar a su sexualidad o verse obligados a alejarse de la Iglesia.