Agenda Tendencia
Etiquetas: , ,
8 Octubre, 2011

Caparrós contra el cambio climático

Por Vadim Vidal / Fotografía: Karina Fuenzalida

Etiquetas: , ,

Durante cinco años, desde 2005, el periodista y escritor argentino Martín Caparrós, uno de los fundadores del periódico Página 12 y maestro de la fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano de Gabriel García Márquez, recorrió una infinidad de lugares del globo, desde Europa y Estados Unidos hasta África y el Amazonas para averiguar los problemas que enfrentaban los jóvenes de esas latitudes. Lo hizo por encargo del Fondo de Población de la ONU y, además de emitir informes para este organismo, también aprovechó de escribir dos ensayos: Una luna, que trata del drama de las migraciones, y Contra el cambio, un contundente libro de 280 páginas publicado el año pasado por Anagrama, que cuestiona la relevancia desmedida que le dan los medios, las ONGs y los gobiernos, al cambio climático: “Hay una serie de científicos muy respetables que dicen que si sigue la actual tendencia en el clima, se nos van a complicar las cosas en el planeta. Pero eso va a ser de aquí a 30, 40 o 50 años más. Entonces, lo que me interesó fue saber ¿cómo una amenaza, que ocurrirá dentro de varias décadas, se convirtió de pronto en la mayor preocupación del planeta? El mundo tiene urgencias mucho más graves que la del calentamiento global, como que se mueren miles de personas de hambre todos los días”, asevera el escritor que aquí desglosa algunas de sus incómodas conclusiones:

1. El cambio climático es urgente solo para el primer mundo: “Se supone que es un problema democrático porque amenaza de igual manera a un holandés que a un nigeriano. Pero eso no es cierto, porque el nigeriano está mucho más preocupado de no morirse de hambre que del derretimiento de los polos. Al holandés, como mucho, se le van a mojar un poco los pies si sube el nivel del mar ”.

2. El calentamiento global es una excelente oportunidad de negocio: “El mercado de los bonos de carbono mueve 150 millones de dólares al año. Además, hay una función geopolítica: La limitación a las emisiones de gases que impone el protocolo de Kyoto hace retardar el crecimiento de las economías emergentes, como China e India, mientras Europa se desarrolló sin ninguna restricción. Las potencias occidentales están parando a los países que podrían amenazar su hegemonía”.

3. La ecología es un lujo de países ricos: “Es cool pensar el devenir histórico en términos de conservación, tal como lo hacen los ecologistas. Pero esa visión de que las cosas sigan tal como están es muy conservadora. Alguien amenazado por el hambre no se va a poner a pensar en el daño que sus acciones le pueden hacer al planeta. Un campesino del tercer mundo no se detiene a reflexionar si quemará o no un pedazo de selva para plantar mandioca, porque su urgencia es tener de qué comer al día siguente”.

Lo que Caparrós cuestiona en su libro -su penúltima publicación antes de Argentinismos-, no es la amenaza deñ cambio climático, sino la desmesurada urgencia que le han dado los países desarrollados.


Pin It
ANUNCIOS

También podría interesarte