*
15 noviembre, 2017
orla

Alta intensidad

Aplaudido por Nancy, su primera novela, Bruno Lloret (27) ha sido crítico con empaquetar a la literatura joven y se desmarca de una localización generacional. Esta es su visión del porvenir.

Por Marcela Fuentealba / Fotografía Rodrigo Chodil


Paula 1239. Sábado 18 de noviembre de 2017. Edición Aniversario 50 años.

¿Hay un futuro imaginable para la literatura de tu generación?
Creo que se espera más de lo que pasa, aunque también espero que pase más todavía. Hay muchas más editoriales, proyectos económicos que buscan escrituras para ser leídas desde alguna diferencia o novedad. Pero no hay que engañarse: en habla hispana hay dos o tres megaeditoriales que mueven el dinero vendiendo grandes tiradas. Hay una consolidación, por parte de las editoriales independientes en Chile, de un público que también fantasea con ser distinto de lo masivo.

¿La literatura digital funcionará algún día?
Tenemos pantallas que son la posibilidad de la profundidad sin límites en un espacio en dos dimensiones y seguimos usándolas como si fueran páginas, pulpa de pino. Si por digital entendemos una representación de lo que ya se puede hacer en papel, entonces se puede avanzar en salvar árboles, pero no aportaría nada a la literatura. Si lo digital es visto como un espacio al que sacarle jugo en términos de formatos, ahí la literatura podría empezar a habitar en la forma sin materia, fantasmagórica, textos que puedes ser leídos de otra manera.

Estás haciendo varios proyectos, algunos colectivos. ¿Buscas cambiar los modos de trabajo literarios?
Absolutamente. He pasado de la tímida y tranquila relación con mi computador a enfrentarme y
compartir con personas. Lo recomiendo demasiado. Creo que es tan importante para alguien que está practicando la escritura como encontrar, por ejemplo, con quien hacer un buen proceso de edición.
Gente que valore lo que haces no por lo que hiciste o por tu potencial, sino que se involucre en tiempo presente; que sea capaz de criticar los textos, sin miedo, que no esté calculando los merecimientos de un futuro cercano.

Escrita como si fuera un tapiz marcado con cruces, en 2015 Bruno Lloret publico Nancy (Cuneta).

Dónde: En furia del libro (GAM), Entre el 30/11 y el 3/12, $ 9.000.

Etiquetas: ,,

Deja tu comentario