*
4 mayo, 2016
orla

Alto humor feminista

Edna O’Brien es considerada la autora irlandesa más potente del siglo XX y una de las grandes de la lengua inglesa. Llega a Chile su trilogía de novelas Chicas de campo, publicada originalmente en los años 60, que cierra con la magnífica Chicas felizmente casadas, una apoteosis de humor agudo sobre la opresión y el autocastigo de la vida corriente femenina.

Por Marcela Fuentealba


Paula 1199. Sábado 7 de mayo de 2016.

Para Alice Munro es incomparable, para Philip Roth no hay otra más talentosa, y para la crítica siempre resulta una fiesta de inteligencia e ironía. Edna O’Brien (1930) publicó su primera novela, Chicas de campo, en 1960, que continuó dos años después con La chica de ojos verdes y otro par de años más adelante con Chicas felizmente casadas, todas publicadas recientemente por Errata Naturae. Antes de cumplir 35 años, O’Brien ya se había vuelto una autora aclamada y célebre por su fuertísima crítica y comprensión del lugar que las mujeres ocupaban y padecían en la sociedad, y por el humor categórico con que permite sentir las vidas corrientes de las dos amigas que protagonizan esta trilogía, Kate y Baba. Son tres novelas que se pueden leer de forma independiente y que, aunque están fuertemente marcadas por su lugar y su época –son jóvenes irlandesas rurales que emigran a la ciudad y luego a Londres en los estrictos años 50 y luego los convulsionados 60–, parecen escritas hoy por su absoluta vida y arrojo.

La maravilla de O’Brien son sus personajes, mujeres de muy diversos tipos, unas fuertísimas y osadas, otras aterrorizadas y arrepentidas, todas tan naturalmente extraordinarias como reconocibles. Madres viejas de pueblo, profesoras de colegio, niñas y jóvenes que se vuelven conscientes de la terrible posición que se les exige cumplir, y que pelean de la mejor manera que pueden por ser algo parecido a un yo auténtico. Y sus personajes principales son tan de carne y hueso que conmueven y asustan: la soñadora Kate, que se auto exige y se miente a sí misma hasta la autodestrucción, logra al fin darse cuenta de que se ha casado con un imbécil y manipulador egoísta, aunque ya es demasiado tarde y eso implique perder tanto a su hijo como a su alegría. Baba, en cambio, es una realista que no se hace ninguna idea romántica y que se sale con la suya al escapar airosa, pero muy cínica, de las humillaciones con las que debe lidiar a diario.

La amistad entre Kate y Baba construye un mundo complejo que la autora recarga notablemente con situaciones jocosas, conversaciones hilarantes, faltas de sentido asumidas hasta los huesos, y un sentido de la solidaridad absolutamente femenino, tan fuerte que contiene lo más despiadado y lo cruel. Toda mujer que lea estos libros reconocerá sus propios sentimientos, sus propias amistades, sus propias pasiones y dudas. Y se reirá, y podrá pensar en liberarse de los muchos mandatos extraños que aún oprimen a las mujeres en todas partes, y podrá ser, ojalá, más verdadera y más libre que antes. Y nunca olvidará a la gran Edna O’Brien.

AGENDA-LIBROS-ALTO-HUMOR-FEMINISTA-(2)

La maravilla de O’Brien son sus personajes, mujeres de muy diversos tipos, unas fuertísimas y osadas, otras aterrorizadas y arrepentidas.

En Liberalia Ediciones. www.liberalia.cl

Etiquetas:

Deja tu comentario