*
18 mayo, 2017
orla

Armar una cocina

Planificar esta parte de la casa, desde cero, es una tarea enorme. Porque, a diferencia de pintar los muros o cambiar el sofá, la cocina debe ser un espacio que perdure a través del tiempo y demanda decisiones mucho más definitivas. Aquí, ocho lecciones de una decoradora.

Por Valesca Damste


Paula 1226. Sábado 20 de mayo de 2017

1. Infórmate: lee, mira, toca TODO. Arma boards de inspiración en Pinterest, visita todas las tiendas especializadas en terminaciones y accesorios de cocina, compra revistas y habla con amigos cocineros.

2. Habrás escuchado hablar sobre el triángulo de trabajo: ese que se arma entre el lavaplatos, la cocina y el refrigerador. Estos no debieran estar a más de algunos pasos de comunicación directa entre sí. Además, ten en cuenta que el espacio donde se prepara la comida es entre el fuego y el agua: entre la cocina y el lavaplatos. Trata de tener la mayor cantidad de espacio de mesón libre entre esos dos.

3. Planifica: dónde vas a guardar las máquinas de la cocina, las bandejas, las fuentes. Date la lata de medir todo y asegúrate de que quepan. Mide desde el frasco de canela hasta la fuente de lasaña, para que todo te quepa. En lo posible, usa cajones, ya que te dan 50% más de espacio, además te evitas tener que hurguetear con un fósforo en mano buscando el colador.

deco3

4. Piensa en la iluminación: necesitas luz sobre los mesones de tal forma que tu cabeza no cree sombra cuando estés picando el ají. Piensa también en los enchufes: vas a necesitar MUCHOS, más de los que piensas. Mejor que te sobren a que te falten.

5. A mí me gusta: dejar una pared con muebles hasta arriba donde va metido el refrigerador, el microondas, la loza detrás de puertas vidriadas, y lo demás solamente muebles-mesón con cajones abajo. Si te falta espacio, puedes poner repisas abiertas sobre los mesones de trabajo, vas a tener que limpiar todo un par de veces al año, pero te van a caber todas las cosas grandes como torteros, fuentes grandes, jarrones para flores.

6. Si Te cabe una isla, considera no poner la cocina o el lavaplatos ahí: es más rico tener un mesón libre.

deco2

7. En el espacio de comedor de diario: evita quedarte pegado en el look cocina: busca materiales cálidos que hagan contrapeso a los materiales más fríos que necesariamente tiene una cocina; puedes empapelar o entablar. Preocúpate de poner una lámpara bonita sobre la mesa (también sobre la isla) que no cuelgue demasiado alto (entre 60 y 75 cm desde la mesa es ideal).

8. Si tienes el espacio, pon un pequeño mueble con un lavaplatos: cerca del comedor de diario donde puede poner todas las cosas del desayuno: cafetera, tostadora, cajón con pan, loza para el diario, cereales, etc. @ccdinteriores

Valesca Damste.

Valesca Damste.

Deja tu comentario