*
30 junio, 2016
orla

Rituales funerarios

La diseñadora, comunicadora y fotógrafa Carolina Delpiano (48) ahora exhibe el registro fotográfico de las exploraciones que ha realizado por distintos terrenos de Chile en los últimos dos años, dedicándose a rescatar animalitos muertos para ofrecerles una singular ceremonia funeraria. Aquí la sensibilidad estética reemplaza a la religión.
Entre el 11 de junio y el 31 de julio. Galería Casa E. Lautaro Rosas N° 344, Valparaíso.

Por Catalina Mena.


Paula 1203. Sábado 2 de julio de 2016.

Bajo el título Un metro de tierra, Carolina Delpiano exhibe 17 fotografías que registran una serie de gestos performativos realizados sobre un espacio muy acotado de tierra, a la manera de un Land Art íntimo. Definidos –con una mezcla de humor y ternura- como “servicios funerarios” por la artista, son diseños cuidadosamente realizados con materiales orgánicos (como hojas o piedras) que tienen como figura central un animalito muerto. Se trata de seres insignificantes e invisibles, de pajaritos que chocan contra las ventanillas o animales que mueren inadvertidos, que ella ha rescatado desde distintos lugares, rurales y urbanos, para recomponerlos estéticamente, como modelos protagónicos de una imagen fotográfica. “La primera vez que lo hice fue porque encontré una pajarita que cayó muerta frente a mi ventana. Sin pensarlo, armé un diseño sobre la tierra, una especie de ceremonia fúnebre visual, que registré con mi teléfono móvil”, cuenta. “Fue un gesto muy inconsciente, al que no le di importancia. Pero mucho tiempo después me di cuenta de que tenía otras fotos en el celular de animalitos muertos con los que había hecho lo mismo. Fue entonces cuando advertí que ahí había un proceso que seguir, y comencé a hacerlo de manera más consciente, recorriendo distintos lugares con mi cámara”.

MILTMP33530742
La muestra hace que estos seres adquieran una existencia y dignidad que solo es posible por el gesto estético de la artista.

Las calles, carreteras, jardines y campos de Chile son territorios donde Carolina Delpiano encuentra animales muertos. Con ellos realiza especies de ritos fúnebres, utilizando la tierra como soporte de una composoción visual. Luego, lo registra fotográficamente.

Esta es la serie que ahora muestra, haciendo que estos seres adquieran una existencia y dignidad que solo es posible por el gesto estético. Inocentes y frágiles, el pajarito, la gallina, el gato, el chivito o el ratón se exhiben en el centro de estas composiciones como si volviesen a vivir transformados por la mirada de la artista.

MILTMP33530741

Deja tu comentario