*
9 agosto, 2017
orla

Bailar en Santiago

Mover el cuerpo al ritmo de la música es para algunos un acto político, para otros una forma de desestrarse e, incluso, una catarsis. Acá, tres iniciativas que impulsan el baile en espacios públicos y una fiesta que vale la pena agendar.

Por Josefina Hirane / Ilustración: Paloma Moreno


Paula 1232. Sábado 12 de agosto de 2017. Especial La agenda de la ciudad.

Parlantes a la calle

José Miguel Martin-Buitrago (DJ Haití) creó en 2016 la fiesta Mapocho Bailable, que hasta hace tres meses se hacía en la ribera del Río Mapocho, debajo del puente La Concepción. En un carro de supermercado decorado en estilo kitsch, como una especie de organillero, estaban los equipos y parlantes con los que hacía bailar a 200 personas. “Se hizo cada vez más masivo, hasta que no nos dieron permiso municipal, pero estamos trabajando por volver a salir a la calle”, explica José Miguel, quien sigue trasladando su carro por diversas fiestas y eventos indoor en la capital. Más información en Facebook: mapochobailable.

Hoppers anónimos, en Plaza Mori

Desde hace dos años, todos los jueves a las siete de la tarde, unas 20 personas se juntan a bailar alrededor de un parlante a pilas en la Plaza Mori, en Bellavista. Son los autodenominados “Hoppers anónimos”, hombres y mujeres de distintas academias de lindy hop, un estilo hermano del rock&roll que nació en los años 20 en Nueva York y que se baila con música swing. “No teníamos un lugar para bailar, creamos un grupo en Facebook para ver cuánta gente se motivaba –hoy somos 500– e hicimos una colecta para comprar un parlante. Nos gusta la idea de tomarnos un espacio de la ciudad y difundir este baile que es poco conocido. Es un acto político”, explica Loreto Pavez, coordinadora de los “encuentros clandestinos”, como ellos los llaman. Aceptan a entusiastas sin experiencia que se quieran sumar al baile, que es en parejas. Facebook: Hoppers Anónimos.

Herramienta transformadora

“Bailar es una manera de desestresarnos, soltarnos, llegar a la catarsis a través del cuerpo. Es una herramienta de transformación social y personal”, dice Macarena Gutiérrez, parte del Colectivo Gamera, una entidad compuesta por cuatro artistas de diferentes disciplinas que investigan, crean y difunden formatos escénicos en los que la participación social es parte del proceso creativo. Uno de sus proyectos es la fiesta Baila Como Quieras, que lleva un año bajo su alero y se hace una vez al mes, de día, no aceptan alcohol ni drogas de ningún tipo y se sugiere bailar descalzos; para algunos estas fiestas son incluso terapéuticas. Hay un sector especial para para niños y otro para la tercera edad. La próxima edición es el martes 22 de agosto de 19 a 21 hrs. en el Centro de Extensión de Balmaceda Arte Joven, Parque Quinta Normal s/n. Adhesión voluntaria: $ 2.000. www.gamera.club

Una fiesta en La Feria

Sin duda el recinto de música electrónica más importante del país, La Feria ha albergado a grandes exponentes internacionales como Ricardo Villalobos, Dubfire y Guy J y cuenta con sistemas de sonido de última tecnología. El 25 de agosto estará DJ Sharam, productor iraní- estadounidense, del dúo Deep Dish, considerados los creadores del género deep house. A las 23 hrs en Constitución 275. Preventa desde $12.000 en Punto Ticket. www.laferia.cl

Deja tu comentario