*
29 marzo, 2018
orla

Los metros cuadrados de Gepe

A 10 días de realizar su primer Movistar Arena, Gepe nos abrió la puerta de su casa para conocer el lugar donde atesora recuerdos de familia, amigos, viajes y fanaticada. Con él parte la nueva sección de Paula.cl: Los metros cuadrados.

Por María José Salas / Fotografía: Carolina Vargas


Paula.cl

Gepe llegó a este departamento a finales de 2015, luego de pasar por ochos casas distintas. Vivía cerca y cuando supo que lo vendían, no dudó en comprarlo. Botó paredes, rehízo un clóset, remodeló la cocina y creó, junto al arquitecto Cristóbal Martínez, un mueble que divide su estudio/living, de la pieza principal. 60 mt2 bien pensados, donde la luz es protagonista y donde tres ventanales muestran la postal del río Mapocho con la cordillera de fondo. “Lo único que sé de este edificio es que es de 1946 y que fue construido para los funcionarios del Banco Estado. ¡Ah! Y que también acá vivió el Pollo Fuentes y Beto Cuevas”, cuenta entre risas.

Un espacio de estilo francés, que hoy cuenta con guiños modernos y esconde miles de tesoros que ha recolectado de casas de familiares, como los cuadros con marcos antiguos que abundan en sus paredes, o los regalos que le dan sus fans en Chile o en el extranjero. Algunos, incluso, le han regalado portadas de sus discos bordadas en bastidores o pintadas en alpargatas, los que atesora con mucho cariño.

Un lugar muy especial es su estudio donde pasa gran parte del día creando nuevas melodías. Ahí, tiene cuatro guitarras, una pequeña batería y un cajón chileno. También en ese espacio hay una máscara de la Tirana que le compró a un niño en medio de esa celebración. Todo en un ambiente de orden/desorden, donde las cosas siempre están en movimiento. “Nunca puedo hacer la misma cosa mucho rato. Por eso me gusta tener las cosas a mano. Guitarreo, luego contesto un mail, luego escribo algo en una hoja. Todo está como a medio camino”, dice.

Aquí, un recorrido por el espacio más íntimo del cantautor.

Estudio donde pasa gran parte del día.

La remodelación de la cocina estuvo a cargo del arquitecto Cristóbal Martínez.

Máscara de la Tirana y cuadro de Juan Martínez.

Bandera regalada por fans peruanos.

Cuadros del Lagarto Juancho y Patán, de la artista Pía Cárdenas. El cuadro de la derecha era de la casa de sus papás.

Caballo de bronce de su abuelo materno.

Libros de espiritismo de su abuela materna.

Poltergeist, película favorita.

Parte de su colección de copas.

Tetera heredada por su abuela materna.

Terraza comunitaria del edificio.