*
29 noviembre, 2017
orla

Dejarse sorprender

Más que intervenir, moldear o reducir a las plantas, para tener un jardín lindo hay que dejarlas expresarse. Para hacerlo, aquí los consejos de una especialista..

Por Alejandra Vargas


Paula 1240. Sábado 2 de diciembre de 2017. Especial Navidad.

“Queremos especies que no pierdan la hoja, que consuman poca agua, que ocupen poco espacio, que no invadan el jardín, que no se enfermen, que exijan poca mantención. ¿Qué nos recomiendas?”, me preguntó una pareja. “¡Un jardín de plástico!”, me dije, pero a ellos les sonríe.
Creo que la frase que más he recitado en mi trayectoria como ingeniera agrónoma es: “Tengan presente que estamos trabajando con organismos vivos”. La repito cada vez que las exigencias y expectativas de las personas reprimen lo que las plantas son capaces de dar. Un jardín bello se consigue dándoles toda la libertad que más se pueda a cada especie, para que lleguen y se expresen de la mejor manera posible.

Llamada erysimum, esta especie crece 80 cm y, si se le deja crecer bajo el sol, se luce muchísimo. Además, su floración es muy larga: prácticamente toda la primavera y verano.

3 consejos prácticos
1. Los arbustos grandes que se utilizan para setos deben espaciarse entre ellos con al menos 2 metros, para poder lucir su estructura.
2. A los arbustos medianos con flores hay que espaciarlos entre 1 y 1,5 metros, para lucir sus flores, evitando podarlas.
3. Como máximo, los cubresuelos deben plantarse 4 por metro cuadrado, para que puedan crecer libres y desarrollarse en longitud.

 

Deja tu comentario