Desconectarse cerca de un río

Tiempo Libre

Desconectarse cerca de un río

Por María José Salas

Dormir escuchando el sonido de un río, tomar desayuno mirando aguas cristalinas o cabalgar al borde de un estero. Aquí, seis lugares exclusivos para renovar energías cerca de un río.

Paula 1215. Sábado 17 de diciembre 2016.

Es sabido que el sonido del río relaja la mente. Por eso no es casualidad toparse en la literatura con el cuento El Inmortal, de Jorge Luis Borges, o con la novela Siddhartha, de Hermann Hesse, donde en ambas obras el río aparece en la historia justo cuando los protagonistas buscan calma para tomar decisiones que les permitirán seguir un camino hacia el equilibrio y la felicidad. ¿Qué genera el sonido del río? Parte de la respuesta está en la forma en que nuestro cerebro interpreta los sonidos que escuchamos, ya estemos despiertos o dormidos. Es él quien discrimina si un sonido es una amenaza o no. Para el profesor de Salud Bioconductual de la Universidad de Pensilvania, Orfeu Buxton, “el sonido de un río es como si alguien te estuviera diciendo ‘no te preocupes’. Porque, aunque el sonido venga de un gran torrente, no es una amenaza para el hombre, como sí lo son los gritos o lo irritante de un despertador. Por el contrario, la repetición constante de su sonido permite lograr un estado de calma y desconexión de la mente”. A este tipo de sonido se le conoce como ruido blanco, es decir, es un sonido que se diferencia de otros por su constancia y frecuencia uniforme. Sergio Hazard, ingeniero en sonido, con especialidad en Musicoterapia de la Universidad de Chile, atribuye este estado de relajo a que “el cerebro se sincroniza al estar cerca de un río. Al escucharlo por más de 10 minutos la mente baja su actividad y entra en un estado alfa, de baja frecuencia, que se caracteriza por ser una fase de relajación y vigilia desprovista de estimulación sensitiva, parecido a la meditación”.

Rodeado por un río

6

3 km del río Serrano rodean el hotel que lleva su nombre. En pleno Parque Nacional Torres del Paine se desplazan las 95 habitaciones de las cuales 66 tienen vista exclusiva al Macizo Paine (cuernos de las Torres del Paine) y al río. La gracia de estar tan cerca de uno, es que los turistas no necesitan de un guía para realizar caminatas. Otras actividades favoritas de los que visitan el lugar es la pesca con mosca y recorrer el río en kayak o zódiac. Los precios van desde $ 90.000 por persona. www.hotelrioserrano.cl

En medio del bosque

4

En Huilo Huilo solo hay dos exclusivos lugares cerca del río Fuy. El primero, Nawelpi, está ubicado a 700 metros del centro de hoteles de la reserva, pegado al río. Ahí, entremedio del bosque, se desplazan 12 lodges de lujo, cada uno con una tina caliente en la terraza que mira al río. Solo se acepta el ingreso de personas mayores de 13 años. Desde $128.000 por persona.

El otro lugar es Club Huillín, que está ubicado justo en la intersección del río Fuy con el lago Pirihueico, una postal exclusiva para los departamentos equipados donde caben de 6 a 8 personas: cada mañana se puede ver pasar la barcaza Hua Hum que cruza todos los días a San Martín de los Andes. Otras actividades que se pueden realizar en el río son pesca con mosca y kayak. Desde $124.950 un departamento para seis personas. www.huilohuilo.com

Cabañas Mapuches

3

Sobre los árboles y con una vista espectacular al río Cruces se encuentran las cabañas Kalfvgen de la machi Paola, quien luego de vivir siete años en Zúrich se vino a Chile y en plena selva valdiviana creó un centro de medicina mapuche y cuatro cabañas sumergidas entre los árboles desde donde se escucha el río. A las 5:30 de la mañana, la machi toca el cultrún e invita a salir y recorrer los senderos del bosque. Ahí, las personas se pueden quedar cerca del estero y disfrutar mirando el agua correr. “En la madrugada es cuando mejor se siente la naturaleza. Ahí, el sonido del río equilibra el cuerpo”, dice la machi. Los precios son $ 50.000 por una cabaña para cuatro personas en temporada baja y $ 60.000 en temporada alta. www.kalfvgen.cl

El río a los pies

5

Dormir sobre la copa de un árbol escuchando el sonido del río es posible a 23 kilómetros de Puerto Varas, camino Ensenada. Ahí, se encuentra Aremko Aguas Calientes, complejo de cabañas y domos de lujo que rodean el río Pescado. Para unir cada una de ellas se construyó una escalera de madera que serpentea el bosque y desde donde se despliegan terrazas que tienen tinas de aguas calientes y saunas con vista y acceso al río, en caso de que la persona quiera mezclar agua fría y caliente. Los precios van desde $100.000 para dos personas los días de semana y desde $120.000 los fines de semana. www.aremko.cl

Por su geografía, Chile es un país de ríos. Sin embargo, la presencia del desierto en el norte hace que en esa zona no se den tanto. El sur es el verdadero protagonista.

Comida italiana junto al río

2

A 15 kilómetros de Pucón se encuentran las cabañas y el hotel Salto del Carileufu, de la familia italiana Ondei, que hace seis años llegó a Chile. Rodeados por 800 metros del río Carileufu, quien se hospede en este lugar podrá escuchar y ver todo el día las aguas correr. El lugar, además, cuenta con un restorán de comida italiana casera, donde cada día se preparan 4 o 5 recetas de la nonna de la familia, las que se pueden disfrutar en la terraza con vista al río, que por las noches se ilumina. Los precios por persona van desde los US$110 hasta los US$ 350, dependiendo de la temporada. www.saltodelcarileufu.cl

Cerca de Santiago

7

Recién inaugurados son los seis domos del complejo Cascada de las Ánimas, en pleno Cajón del Maipo. Cada uno cuenta con un balcón desde donde se escucha y se ve el río Maipo. El río se puede recorrer caminando, a caballo o haciendo rafting. El paseo predilecto de los turistas es ir hasta la cascada de Las Ánimas, que se encuentra al principio del río. Se puede almorzar en el restorán La Tribu, que tiene vista al río o hacer un picnic. Los precios van desde $ 80.000 hasta $150.000. www.cascadadelasanimas.cl

Dos discos, dos libros

sin-titulo-4-copia

Echoes of Nature: Wilderness River, de Peter Roberts (2014)
Hace dos años este disco fue rankeado en quinto lugar por el diario británico The Sun y definido como un imprescindible para meditar y dormir mejor a través del sonido del río. Su formato mp3 se puede descargar gratis en www.allmusic.com

Mountain River, Va-Nature’S Rhythm (2014)
80 minutos de distintos sonido de ríos de América componen este disco que se lanzó hace dos años y que se puede comprar en www.amazon.es. US$ 27.

River Story, de Meredith Hooper (2015)
Este libro narra el viaje de los ríos desde la montaña hasta el mar y el beneficio que se tiene al estar cerca de uno. En 2015 ganó el Premio de la Asociación Inglesa de Literatura, como el mejor libro de no ficción. US$15. Disponible para comprar en www.amazon.com

A River, de Marc Martin (2016)
Completamente ilustrado, este libro, que se lanzó en junio de este año, narra la importancia que tienen los ríos en las ciudades europeas y cómo sus habitantes los han hecho parte de su vida. US$12. Disponible para comprar en www.amazon.com

Seguir leyendo