Díaz, según  dos directores

Tiempo Libre

Díaz, según dos directores

Por Daniela González A.

Los 10 años de la muerte de Jorge Díaz, uno de los dramaturgos más importantes del país, se conmemoran con la reposición de dos obras suyas. Las cabezas a cargo de los montajes cuentan qué les ha cautivado de este autor esencial.

Paula 1221. Sábado 11 de marzo de 2017.

El cepillo de dientes, por Álvaro Viguera
“Aunque se estrenó hace 56 años El cepillo de dientes, una de las obras más conocidas de Jorge Díaz, ha tenido pocos remontajes. Por eso, cuando el Teatro de la Universidad Católica me propuso realizar la dirección de esta obra, acepté con gusto y vi que había nuevas lecturas que podría darle. El texto cuenta la historia de un matrimonio burgués que necesita llenar su tiempo y buscar la plenitud que no encuentra en su contexto social. Lo que más me gusta es la manera en que Díaz cuestiona la teatralidad desde el lenguaje. Él juega el lenguaje, desestructurándolo, es un rupturista, pero desde la escritura. Es un desafío poner esta obra en un contexto actual; hay una tensión entre respetar su obra y actualizarla al mismo tiempo con los temas que están hoy en la sociedad. Es un trabajo que me cautiva”. Estreno en mayo.

El locutorio, por Cristián Plana
MILTMP36852641

“Sabía de su vínculo con el llamado ‘teatro del absurdo’ y de sus obras más emblemáticas, pero, la verdad, nunca me había metido de lleno a estudiar el trabajo de Jorge Díaz, hasta que el GAM me propuso dirigir El locutorio. Es un breve texto, poco conocido, que muestra a una pareja de adultos mayores que conversan mientras uno de ellos –no se sabe cuál– está internado. Son temas arquetípicos, bien potentes, que tienen que ver con la vejez pero sobre todo con el recuerdo y el acto de recordar. Hay una tensión constante entre saber si lo que se cuenta es real o es parte de una invención o fabulación. Los diálogos de Díaz parecen incoherentes porque se desatan dentro de una narración delirante llena de oscuro humor. Pero lo que más me sorprende de él es el sentido escénico de la obra escrita. Díaz concibe al texto como incompleto, donde hay muchos espacios. No significa que no estén terminados o que les falte algo, sino que hay mucho secreto, cosas no dichas, una oscuridad insinuada. Como director, puedo levantar lecturas o escenas sobre lo que está entre líneas pero que, en la superficie, no se ve”. Estreno en mayo.


En marzo
Un libro y una semana de homenajes
EDUARDO GUERREROEn las 477 páginas del libro Jorge Díaz: El anarquista insomne. Biografía de un hombre de teatro (Ediciones Universidad Finis Terrae), el crítico de teatro y académico Eduardo Guerrero despliega una exhaustiva investigación sobre la vida y obra del dramaturgo, que se lanza  el lunes 13 de marzo en la sala La Comedia, del Teatro Ictus. La actividad da inicio a una semana de homenajes con la que esta compañía –que tuvo una estrecha relación con Díaz-  conmemora la muerte del autor y que incluye, además, un unipersonal de narración oral de Carlos Genovese, uno de los directores que más trabajó con Díaz. www.teatroictus.cl

Seguir leyendo