*
31 julio, 2013
orla

Invierno en el Valle Las Trancas

Aunque está a solo 5 kilómetros de los centros invernales que hay en el complejo volcánico Nevados de Chillán, en la VIII Región, el encantador pueblo de montaña que se ha formado en el Valle Las Trancas ofrece mucho más que esquiar, como caminar con raquetas de nieve por bosques milenarios, disfrutar de una variada gastronomía, mirar las estrellas desde un observatorio astronómico o relajarse en un recién estrenado spa.

Por Consuelo Terra


Paula 1127. Sábado 3 de agosto 2013.

Aunque está a solo 5 kilómetros de los centros invernales que hay en el complejo volcánico Nevados de Chillán, en la VIII Región, el encantador pueblo de montaña que se ha formado en el Valle Las Trancas ofrece mucho más que esquiar, como caminar con raquetas de nieve por bosques milenarios, disfrutar de una variada gastronomía, mirar las estrellas desde un observatorio astronómico o relajarse en un recién estrenado spa.

Comer
Las pizzas Chil’in: aunque también funciona como un hostal, Chil’in se ha ganado fama por tener las mejores pizzas del Valle Las Trancas: a la piedra, de masa ultra delgada y cocidas en horno de barro. Las más pedidas son La del jefe: con cebolla, papas fritas y tocino y La carnívora: jamón, chorizo, carne molida y tomate. Desde $ 7.500, tamaño familiar. Camino Las Trancas, kilómetro 72,5, fono (42) 224 7075.
Bistró Italiano Las Cabras: el chef argentino Juan Pablo Boschetti, con experiencia en hoteles con estrella Michelín en España, prepara en este pequeño restorán sus afamadas pastas de autor, como sorrentinos de masa rosada teñida con betarraga y rellenos de jaiba, o ravioli negros con tinta de calamar rellenos de setas, mozzarella y ricota. Cocina con ingredientes locales, como los sabrosos hongos colmenilla que consigue con recolectoras del sector, o de su huerta. $ 7.000 promedio el plato de pastas. Kilómetro 72, Los Radales S/N, Camino a Shangri-La, fono (42) 242 4376.


Sorrentinos de masa rosada teñida con betarraga y rellenos de jaiba, del bistró italiano Las Cabras.

Nuevo spa y observatorio:
El M.I. Lodge, instalado hace 10 años en el Valle de Shangri-La por los franceses Maylis Destremau y Bertrand Deschamps, estrenó en mayo un nuevo spa construido con una peculiar forma de barco desde el que se tienen notables vistas a los volcanes y glaciares que rodean el valle. Tiene una piscina temperada con agua de vertiente, tinajas exteriores y masajes descontracturantes, de relajación y de drenaje linfático. Bertrand, aficionado a la astronomía, además construyó Cielos de Shangri-La, el observatorio turístico más grande de Chile y el único ubicado en el sur, con una cúpula de 4 m de diámetro y un telescopio que ayudó a montar Roberto Castillo, ingeniero del observatorio Paranal. ($ 10.000 la observación por una hora en la que se pueden visualizar hasta los anillos de Saturno). Camino Shangri-La, S/N. www.milodge.com

Con raquetas de nieve hacia Shangri-la
El tour operador El Montañés ofrece una atractiva caminata de dos horas con raquetas de nieve hacia el antiguo refugio del primer centro de esquí que construyó en la zona en los años 60 el antiguo Club Alpino. Lo llamaron Shangri-La, nombre que también adquirió todo el sector, por su impresionante paisaje de bosques milenarios de coihues, lengas y un gran escorial de roca y lava que quedó de una gran erupción en el complejo volcánico Nevados de Chillán en el siglo XVIII. $ 15.000 p/p. Camino Las Trancas, km 71,8. Cel 9358 3255.

Etiquetas: ,,

Deja tu comentario