Juguetes sin género

Tiempo Libre

Juguetes sin género

Por Astrid Hoffmann / Ilustración: Gabriel Ebensperger

Una nueva tendencia en crianza, cada vez más popular entre padres y educadores, propone evitar las etiquetas de género en objetos y libros para no condicionar los intereses genuinos de cada niña o niño.

Paula 1174. Sábado 23 de mayo de 2015.

Una nueva tendencia en crianza, cada vez más popular entre padres y educadores, propone evitar las etiquetas de género en objetos y libros para no condicionar los intereses genuinos de cada niña o niño.

Mckenna Pope tenía solo 13 años cuando –indignada porque su hermanito de 4 no conseguía un horno de juguete que no fuera rosado o violeta– decidió hacer una petición pública en www.change.org a la empresa de juguetes Hasbro, para que fabricara una versión unisex. Increíblemente consiguió más de 45.000 firmas en esta web, una invitación a las oficinas de Hasbro para el relanzamiento del horno en colores y empaque neutrales, y se convirtió en una joven activista que inspira a otros en charlas Ted.

En la misma línea, la campaña Let Toys be Toys, impulsada desde 2012 por padres de Gran Bretaña, reclama a fabricantes y editoriales que dejen de catalogar sus juguetes y libros por género –lo que limita los intereses, los gustos y la imaginación– y en cambio lo hagan por temáticas o funciones. Mediante peticiones online ya han logrado el compromiso de grandes tiendas como Toys R Us y Marks & Spencer, editoriales de la talla de Usborne y hasta medios como The Independent, que se comprometió a no recomendar más libros catalogados por género (www.lettoysbetoys.org.uk).

DOS FUENTES PARA INSPIRARSE

-Un libro:

Christia Spears Brown –profesora de Psicología del Desarrollo en la Universidad de Kentucky y columnista de Psychology Today– lanzó el libro Parenting beyond pink & blue (Criar más allá del rosa y el celeste), donde intenta unir su labor como madre de dos hijas con los numerosos trabajos de investigación que muestran cómo la cultura puede moldear los intereses y aspiraciones de los niños. Advierte a los padres: “No asuman que los juguetes son solo para diversión. Todos influencian las visiones de los chicos y chicas de sí mismos y del mundo”. US$12.33 más envío en Amazon.

-Un documental:

Juguetes, de la directora de cine argentina María Luisa Bemberg (cuyo filme Camila fue nominado al Oscar), fue filmado en una feria de juguetes en Buenos Aires en 1978. “Los juguetes y los libros no son inocentes: son la primer presión cultural”, se dice junto a escenas de niños jugando a ser astronautas y vaqueros, versus niñas jugando a las muñecas y a la cocina. Casi cuarenta años después, su estética y música retro no logran opacar su contenido, más vigente que nunca. Se puede ver online en www.marialuisabemberg.com

Seguir leyendo