Kaori Ito en Santiago a Mil

Tiempo Libre

Kaori Ito en Santiago a Mil

Por María José Salas

Cuando de danza contemporánea se habla, Kaori Ito es un referente indiscutido de esta disciplina. En la 23ª versión de Santiago a Mil, la japonesa desplegará todo su talento en Plexus, del director Aurélien Bory, una performance que dialoga entre la anatomía y la danza. A pocas semanas de estrenar su nuevo trabajo en Chile, la bailarina conversó con Paula.

Paula 1188. Sábado 5 de diciembre de 2015.

Cuando de danza contemporánea se habla, Kaori Ito es un referente indiscutido de esta disciplina. En la 23ª versión de Santiago a Mil, la japonesa desplegará todo su talento en Plexus, del director Aurélien Bory, una performance que dialoga entre la anatomía y la danza. A pocas semanas de estrenar su nuevo trabajo en Chile, la bailarina conversó con Paula.

Bailarina, coreógrafa y cineasta, Kaori Ito (36), debutó en el mundo de la danza a los cinco años bajo el mando del destacado bailarín japonés, Takagi Syuntoku. A los 18 años fue declarada la mejor bailarina joven por Ryouichi Enomoto, hito que marcó el inicio de muchos galardones que la han puesto, en los últimos años, en las primeras ligas de la danza. Ha trabajado con el bailarín francés Angelin Preljocaj, con el director de arte Guy Cassiers y con el artista de circo James Thierrée. Este año, de la mano del director de danza Aurélien Bory, vuelve a Santiago –estuvo hace poco, participando del último filme de Alejandro Jorodowsky– para presentar en Santiago a Mil la obra Plexus, pensada para ser interpretada, únicamente, por Kaori.

¿Qué quieres transmitir con Plexus?
Esta obra comenzó como un retrato sobre mí, por Aurélien Bory. Plexus habla sobre la interacción del sistema nervioso en nuestro cuerpo, lo que significa, que se muestra en escena mi cuerpo por dentro.

Plexus es una obra pensada en tu trabajo como bailarina. ¿Cómo fue el proceso para llegar a los movimientos?
Primero hicimos una marioneta que se veía exactamente igual a mí, con muchos hilos para manipularla. Luego, yo empecé a copiar los movimientos de la marioneta. Al final, la marioneta se hizo visible en mi danza.

¿Colaboraste en otros aspectos de la obra?
Con Aurélien trabajamos juntos la coreografía, ya que como es un retrato de mí, es necesaria esa colaboración. En la puesta en escena mantuvimos un diálogo muy abierto, siempre atentos a las ideas del otro. Es lindo trabajar de esta forma, de creado a creador.

¿Estás trabajando en nuevos proyectos?
Aparte de estar trabajando en la próxima película de Alejandro Jodorowsky, La poesía sin fin, también he estado trabajando en un proyecto personal que se llama ¿Puedo flotar? junto al Ballet Nacional Chileno (BANCH), que se estrenará el 6 de mayo del próximo año. Y en Europa estoy preparando una performance junto a mi padre que se llama I dance because I don’t trust words (Bailo porque no confío en las palabras). Fue una experiencia muy fuerte el hecho de bailar con mi padre, que es escultor, tras un lapso de 13 años.


Kaori Ito se presentará entre el jueves 7 y sábado 9 de enero en el Centro Cultural Matucana 100. Entradas en www.fundacionteatroamil.cl

Seguir leyendo