*
5 octubre, 2017
orla

La banda sonora de Camila Meza

Hace ocho años vive en Nueva York, pero este mes la cantante, guitarrista y compositora estará en el Festival Chile Jazz, donde presentará junto a su cuarteto, Traces, su último disco. Aquí, habla de sus referencias musicales.

Por Carla Alonso / Fotografía: Vincent Soyez


Paula 1236. Sábado 7 de octubre de 2017.

Laura Mvula
“Una cantante nueva, inglesa de ascendencia africana, que tiene solo dos discos pero es una genia. Está ligada también al mundo del jazz y del soul. Su disco debut Sing to the moon me marcó mucho; es épico. Habla de sobrepasar momentos y de confiar en la capacidad de salir adelante. Fue casi como terapéutico, de escucharlo todos los días y sentir que alguien te estaba ayudando a procesar emociones”. Descubrió Sing to the moon hace cuatro años y lo rayó de tanto escucharlo. El año pasado pudo ver a Laura Mvula en vivo en un festival de jazz en Holanda, en el que ella también tocó. En general vuelve a escucharla en momentos introspectivos y en procesos más personales.

Björk

“Es una cantante que me influenció mucho de chica, de esos artistas que uno no deja de escuchar nunca”. Camila Meza asegura que la islandesa Björk revolucionó su vida a los 11 años, cuando su madre le regaló el CD Vespertine, al que hasta hoy recurre cuando necesita un momento de paz. Ha sido su referente durante 20 años, al punto que hizo unos arreglos de Björk en su segundo disco, Retrato, donde experimentó llevando canciones que no eran del repertorio jazzístico a un contexto propio de este género. “Björk tiene un acercamiento a la música de manera muy jazzística, libre, improvisatoria y su sonoridad es súper rica”.

Pat Metheny

“Es uno de los responsables de mi curiosidad por el jazz y uno de mis primeros referentes musicales”, recuerda. Sus inicios como guitarrista fueron en el rock y el funk, y cuando descubrió a Pat Metheny –tenía 15 años y su hermano lo escuchaba–, algo en ella cambió: “Quiero tener ese sonido en la guitarra”, asegura que pensó en ese momento. Este año, Camila Meza fue invitada a tocar en un homenaje a la música de Pat Metheny en un teatro de Nueva York. Al final de su presentación, el músico, quien estaba en el público, la felicitó. “Pude tener una conversación con él. Fue un momento de realización adolescente: tocar para tu héroe musical”, dice. Pat Metheny, agrega, es parte de su banda sonora cuando viaja, sobre todo, durante las giras.

Elis Regina

“Es la leyenda máxima de la música brasileña cantada, del bossa nova y MPB (música popular brasileña). Cada vez que la escucho se me paran los pelos. La intensidad y proyección emocional que tiene: es para mí una maestra del canto. También era una mujer excesivamente carismática”. Comenzó a escucharla a los 18 años, cuando decidió estudiar música en Projazz y a indagar en el American Songbook, un repertorio de canciones populares que fueron llevadas al jazz. Algunas de Elis Regina figuran ahí. “Hubo una interacción muy grande entre el jazz y la música brasileña, lo que generó una nueva corriente llamada bossa nova y Elis Regina es una de las caras más visibles de eso. Ella me abrió el camino para enfocarme al cancionero latinoamericano y entender que está todo conectado. Eso me ha influenciado a la hora de componer y elegir mi repertorio”.

Deja tu comentario