*
20 abril, 2017
orla

La fotógrafa de piscinas

Ganadora del primer lugar en International Photography Awards 2016 y seleccionada como una de los grandes talentos menores de 30 años por la revista Forbes, la fotógrafa eslovaca Mária Švarbová sorprende con sus obras en colores pastel.

Por Sofía Merino


Paula 1224. Sábado 22 de abril de 2017. Especial Madres.

Hace seis años, cuando tenía 22 y estudiaba restauración y arqueología, la eslovaca Mária Švarbová comenzó a fotografiar todo lo que encontraba, con la cámara que su hermana le regaló. Pero algo que empezó como juego, terminó siendo su profesión. Su obsesión son los colores pastel, por eso suele buscar lugares cotidianos que tengan esos tonos. También prefiere las posturas rígidas y la total ausencia de emoción, desafiando al espectador a cuestionar los roles arraigados que las personas tienen en la sociedad: “Mis fotos presentan un mundo imaginario inspirado en hechos históricos y ambientados en la Checoslovaquia comunista”, dice. Su último proyecto fue Swimming Pool, en el que estuvo trabajando desde 2014 y lo terminó este año. Tomó más de 100 fotos a distintas piscinas de 10 ciudades de Eslovaquia.

MILTMP37316104

Para esta serie, la inspiración vino de la arquitectura de la piscina de Zlaté Moravce, la localidad donde vive. El edificio tiene 80 años y se remonta a una época en que la natación era más un deber social que un deporte. Pensó que quizás esa era la razón que explicaba por qué los espacios son tan estériles, con azulejos blancos y signos de “no bucear” en todos lados. “Me llamó la atención que un espacio diseñado para el ejercicio y para relajarse, estuviera tan lleno de prohibiciones”, dice.

MILTMP37316042

Antes de tomar las fotos, Mária prepara muy bien cada escena. Para Swimming Pool, los trajes de baño fueron cuidadosamente elegidos y se utilizaron accesorios tan antiguos como la piscina, para que cada escena fuera creíble. Siempre ocupa luz natural y se preocupa de que sean lugares luminosos. Luego, retoca las imágenes y atenúa las diferencias, como si todos los individuos que están en la escena fueran iguales.

Para el proyecto Swimming Pool, la artista tomó más de 100 fotografías de distintas piscinas, en 10 ciudades de Eslovaquia. El trabajo le tomó tres años. En 2017 planea lanzar su primer libro con una selección de estas imágenes.

Ha sido este estilo de fotos con el que Švarbová ha ganado premios tan importantes como el primer lugar en el International Photography Awards 2016 y el reconocimiento que le acaba de entregar la revista Forbes como uno de los grandes talentos menores de 30 años. Sus imágenes han sido expuestas en distintas galerías de arte alrededor del mundo; las últimas muestras fueron en Australia e Italia y la próxima será en Miami en septiembre. Este año planea lanzar su primer libro con las fotografías de piscinas. www.mariasvarbova.com @maria.svarbova

 

Deja tu comentario