La nueva camada de ilustradores chilenos

Tiempo Libre

La nueva camada de ilustradores chilenos

Por Camila Sánchez

Juntos suman casi 20 mil seguidores en Instagram, y el número sigue creciendo. Sus obras están en todas partes: agendas, bolsos, cerámicas, libros y plataformas web. La vitrina de estos artistas no está en galerías, sino en redes sociales y ferias itinerantes, y el soporte de su inspiración ya no es sólo el papel. Acá, 9 chilenos que están dominando la escena de la ilustración.

Paula.cl

Camila Crossa

ilustración_rgb
Para esta diseñadora de 25 años, dibujar es una forma de expresar y registrar lo que siente e imagina, sin reglas. “Llevo mis libretas a todos lados y voy dibujando en tránsito. Voy rayando sin pensar ni esperar nada”, cuenta Camila Crossa. Parte de su inspiración reside en conversaciones al tomar café y caminar por Santiago. El resultado son imágenes de líneas simples, pero llamativas, que plasmará en un cómic que espera publicar a mediados de 2017, además de un mazo zodiacal (trabajo en conjunto con Archivo Amoroso y editorial Amistad), que celebra a mujeres feministas como Simone Beauvior, Virginia Wolf y Violeta Parra, ilustradas con una estética inspirada en el arte religioso católico. Instagram: @crossagrossa / www.crossagrossa.com

Toto Duarte

Tenemos todo aquí - Serpiente Lunar 2017 - Toto Duarte-
Así como aprendió a leer y escribir, Toto Duarte (24) aprendió a dibujar cuando niña. Aprendizaje que hoy plasma en sus ilustraciones, en las que predominan la naturaleza, el espacio y las personas. “Creo que es importante registrar, archivar, desde donde sea y como sea, especialmente en un país donde la memoria es algo que nos quieren extirpar”, dice la artista, quien está trabajando en la tercera edición de su libro Saudade de un Astronauta (Galope Ediciones), que reúne dibujos, escritos y reflexiones. Si bien evita describir su estilo, para no categorizarse, para ella lo más importante es que el dibujo surja de forma natural. “Hoy está cada vez más presente la idea de esa competencia, de lo que está haciendo el otro. Por eso para mí, el proceso creativo debe venir de lo que uno siente, del amor a la obra que estás construyendo”, explica. Instagram: @dutoto / cargocollective.com/totoduarte

Tomás Olivos

Pareja_01
Es fácil identificar una ilustración de José Tomás Olivos (29): personajes de extremidades muy largas, estiradas como un semi círculo y con rostros muy pequeños. “Soy de piernas y brazos cortos, es posible que sea el reflejo del complejo que tengo con mi cuerpo”, explica con humor. Durante una década, el chileno ha retratado sus sueños y situaciones cotidianas, como andar en micro o comer solo en la casa, a través de una paleta de colores, formas y patrones. Actualmente se encuentra trabajando en su primer libro, que espera publicar este año: un álbum ilustrado llamado El Gran Espíritu, escrito por Nicolás Rojas, que cuenta la historia de un personaje que emprende un viaje a la selva, donde reflexiona sobre todo aquello que lo rodea. Instagram: @tomas_olivos / ccchorus.tumblr.com

Milena Hachim

corazon-roto
Fue gracias a sus estudios de Diseño que Milena Hachim (28) se acercó al mundo de la ilustración. De ahí, con el tiempo fue forjando su estilo propio, que se inspira en chalecos, series, memes, David Byrne, e incluso, su coneja. “Me gusta hacer cosas simples con un toque de humor. Pocos elementos y algunos detalles cómicos”, explica. Ejemplo de ello, son los retratos de perros de color rosado o personas con cabello de colores inusuales. Su principal vitrina son las redes sociales y ferias de diseño itinerantes, lo que se convierte en uno de sus aspectos favoritos de la ilustración. Actualmente, está llevando sus dibujos a objetos de uso cotidiano y decorativo como tote bags, bordados y, recientemente, cerámicas. Instagram: @eslamilo

Catalina Cartagena

abrazo
Para Catalina Cartagena (24) hacer ilustraciones empezó como un juego. Entonces advirtió que tenía muchas cosas para contar y dibujar, y no hubo vuelta atrás. Conflictos y situaciones adolescentes, el amor y el desamor, y la imagen de la mujer son algunas de sus inspiraciones más frecuentes. “La ilustración es un modo de comunicación muy mágico y silencioso”, asegura la artista, que hoy se encuentra preparando dos publicaciones independientes: un cuento infantil sobre el camino para convertirse en una bruja, y una recopilación de rituales místicos cotidianos como verse el tarot, contemplar la luna llena, prepararse un té de hierbas o pasar un tiempo a solas en la bañera. Ambos trabajos estarían listos en marzo, de la mano de Galope Ediciones. Instagram: @catalinagena

Sebastián Ilabaca

paseo_bosque_WEB
Si el ilustrador Sebastián Ilabaca (28) no dibuja, se pone de mal genio. Esa pasión, que lo acompaña desde niño, hace que cada vez que conoce algo nuevo, como una persona, un lugar o un material nuevo, deba tomar un lápiz grafito o de color, o un pincel de acuarela y crear en una hoja en blanco ilustraciones que, ante todo, buscan ser genuinas. “Quiero que mi dibujo se comunique con los niños, porque ellos saben mejor que los adultos cuándo uno no está siendo sincero como artista y pierden el interés”, cuenta. En su portafolio, predominan ilustraciones de humanos, animales y paisajes. Su trabajo más reciente fue el libro Bartleby, de Herman Melville, que saldrá próximamente a la venta. Instagram: @seba.ilabaca / sebailabaca.tumblr.com

Holly Jolley

kjpp
Cuando la estudiante de Diseño de la UC Holly Jolley (20) era niña y supo que había quienes creaban historias a través del dibujo, alucinó. En sus ilustraciones reina lo estéticamente bello y lo suficientemente abstracto. “Me gusta que las personas puedan darle un significado propio, que ese estilo personal, intransferible, genere una conexión y una pregunta: ¿qué hay de mí en este dibujo que hace que me guste tanto?”, explica Jolley. La artista ha colaborado con la tienda Decatalogo, donde estampan sus ilustraciones en poleras y, este año, está trabajando en la elaboración de una agenda, en una línea de productos ilustrados para la plataforma de diseño, arte y decoración The Deco Journal, reuniendo material para editar un libro y buscando nuevos soportes para sus obras, como textiles, cerámicas y papeles de regalo. Instagram: @holly_jolley_

Caro Celis

paris
En los dibujos de la diseñadora Caro Celis (36) habita la idea de una vida sana y activa: andar en bicicleta, bailar y viajar. Lo que le gusta de la ilustración es su riqueza como recurso gráfico y que no depende del texto para transmitir sentimientos. “En ella encontré un punto medio de varias cosas que me gustaban del diseño y la escritura. Es mi manera de comunicar lo que quiero decir”, asegura. Es posible ver su trabajo en tiendas de útiles escolares o de decoración -como Casa&Ideas-; en su página web, donde tiene productos como marcadores de libros, tazones, mapas y libretas (disponibles en el Museo de Bellas Artes y la Tienda Nacional); y, próximamente, en el libro A Gabriela, que ilustró junto con otros artistas para la conmemoración del Ministerio de Educación de los 70 años del Premio Nobel de la poetisa Gabriela Mistral, que está en proceso de imprenta. Instagram: @carocelis / www.carocelis.com

Jorge Roa

Jorge roa
La transición del croquis a la ilustración fue muy natural para el diseñador Jorge Roa. Para él, los dibujos son un elemento de comunicación libre. “Dentro de un espacio en blanco, se pueden ordenar y reordenar ideas, y mezclar técnicas sin ningún compromiso o límite”, asegura. Generalmente, su pluma captura detalles de la mujer común y corriente como su rostro, sus zapatos y sus momentos cotidianos: leer, pasear o en la entrada a su casa. Instagram: @conjuntouniverso

Seguir leyendo