La visibilidad de las mujeres

Tiempo Libre

La visibilidad de las mujeres

Por Gabriela García y Astrid Hoffmann

Diversas iniciativas se están creando en todo el mundo para alertar sobre la desventajada aparición del género femenino en medios de comunicación e incluso en el cine. Chile también se suma con haymujeres.cl, un innovador buscador online que recluta y archiva mujeres expertas en sus áreas.

Paula 1141. Sábado 15 de febrero de 2014.

Diversas iniciativas se están creando en todo el mundo para alertar sobre la desventajada aparición del género femenino en medios de comunicación e incluso en el cine. Chile también se suma con haymujeres.cl, un innovador buscador online que recluta y archiva mujeres expertas en sus áreas.

Difundir a las expertas
En octubre de 2012 la periodista británica Caroline Criado-Pérez usó las redes sociales para exigirle a la BBC una explicación: el programa Today llevaba dos días transmitiendo un debate sobre métodos anticonceptivos y cáncer de mamas, pero su panel no tenía una sola mujer. El canal respondió, lapidario: “No encontramos expertas”. Caroline, indignada, les demostró que estaban equivocados y lanzó el año pasado thewomensroom.org.uk, una plataforma virtual compuesta por centenas de mujeres líderes de opinión del Reino Unido, preparadas para integrar cualquier discusión.
El impacto del sitio web cruzó fronteras y llegó a la cientista política y directora ejecutiva de la Fundación Chile 21, María de los Ángeles Fernández, que a mediados de diciembre del año pasado creó haymujeres.cl, una base de datos donde se pueden encontrar, hasta ahora, 142 chilenas que son expertas en sus áreas. El proyecto es apoyado por la Embajada de Noruega, uno de los países que lidera los rankings de igualdad de género en el mundo. “Noruega demuestra que la igualdad de género no solo se consigue con voluntad política, sino que con medidas legales. Desde hace 35 años cuentan con una Ley de Igualdad de Género que prohíbe la discriminación y potencia la inclusión económica, laboral y política de las mujeres; un verdadero ejemplo a seguir”, comenta Fernández.

“83% de quienes escriben opinión en los principales medios de comunicación chilenos son hombres y solo 14% de los diputados del Congreso son mujeres. Borrar la brecha es urgente”, afirma la cientista política María de los Ángeles Fernández, creadora de haymujeres.cl

 

Índice para evaluar películas
Tres requisitos tiene que tener un film para aprobar el test Bechdel: que tenga dos o más mujeres como personajes, que en algún momento de la historia ellas hablen entre sí, y que la conversación no sea sobre un hombre. Algo que suena básico, pero que populares cintas contemporáneas no cumplen, entre ellas En busca del destinoLa vida es bella, Cinema paradiso, El señor de los anillosEl show de Truman, Una mente brillante y Toy story. Este índice, que tomó su nombre luego de que un personaje en una tira cómica de Alison Bechdel –artista lesbiana de culto– lo propusiera en 1985, se hizo famoso en el mundo feminista de los 80. Pero recién ahora se popularizó luego de que el año pasado el Swedish Film Institute apoyara la incorporación de esta calificación a varios cines de Suecia y a la señal de cable escandinava Visat Film. bechdeltest.com

Mujeres de letras, en cifras
¿Por qué en los principales medios gráficos hay muchos más críticos literarios hombres que mujeres? ¿Por qué se les da más prensa a libros escritos por hombres? ¿Qué repercusiones tiene esto en el público? Todo esto se preguntaba un grupo de escritoras norteamericanas que en 2009 fundó VIDA, una organización que mide la desigualdad de género en el mundo editorial para lograr cambios. En vidaweb.org publican un informe anual que da cuenta de esta desigualdad en cifras: durante 2012 el The New Yorker tuvo 75% de críticos literarios hombres y del total de reseñas del The New York Times Book Review, solo 30% fue para libros de mujeres. Sus informes han comenzado a inquietar a la prensa implicada, al punto que algunos críticos y críticas –como Daniel Pritchard, Lilit Marcus, Jonathan Gibbs– han decidido dedicarse a leer únicamente a autoras mujeres por un tiempo.


Seguir leyendo