*
9 marzo, 2017
orla

El otro lado de la puerta

Hay puertas grandes y pesadas, de fierro, herméticas, vidriadas, correderas, sencillas y con historia. Una puerta, cualquiera sea su materialidad o estilo, genera expectativas de lo que se encontrará al otro lado, y es también la carta de presentación al ingresar a un espacio desconocido.

Por María Edwards, La Anticuaria


Paula 1221. Sábado 11 de marzo de 2017.

La puerta de mi casa siempre está abierta. Y no en el sentido figurado de estar dispuesta a recibir a todo el mundo en mi casa, sino literalmente. Mientras estoy en el primer piso me gusta mantenerla abierta, sentir que estoy más cerca de la calle, escuchar qué pasa afuera, que entre la luz. Y, cuando decido cerrarla, siento la enorme seguridad de estar en mi fuerte de puertas pesadas y ventanas enrejadas. Mi puerta es la original de la casa. Una de los años 30 de madera maciza, pintada de negro brillante y de forma superior curva. Es una puerta pesada, sin mucha pretensión. Pero su forma curva y su color negro marcan la pauta de lo que hay dentro de la casa y de cómo son el resto de las puertas. Lo mejor de las puertas de mi casa es que son pesadas y realmente aislantes. Si las cierras, te olvidas de lo que pasa al otro lado. Más se parecen a muros que a cortinas, por eso en general están abiertas.

MILTMP36832219

Las puertas nos ayudan a determinar qué tan hermético queremos el lugar. Las vidriadas son por excelencia aquellas que mejor vinculan espacios: les permiten compartir luz y no aíslan por completo la visibilidad y el sonido. Por eso se trata de una decisión no solo estética, sino también funcional. En el primer término, las puertas son el marco de entrada a nuevos lugares o espacios desconocidos, son las que nos dan la bienvenida y nos dan indicios de cómo es ese lugar y qué debemos esperar de él. Las puertas son las caras de nuestros espacios y algo dicen de cómo somos y cómo vivimos. Mientras que también las puertas cumplen funciones asociadas a la privacidad, la luz y la seguridad, entre otras. Este objeto, finalmente, es la primera cara sobre nuestros gustos y preferencias.

MILTMP36832218

Dos datos

MILTMP36832220
Reciclarte: ubicado en Maitencillo, este taller se dedica a la recuperación y reciclaje de maderas nobles. Tiene una gran variedad de puertas y ventanas de interior y exterior. Cel 99126 3688.
Anticuable.com: empresa española dedicada a recuperar objetos y materialidades de demoliciones. Tienen más de 4.000 piezas desde el siglo XVII y destaca su sección de puertas, ventanas y portones de madera. Realizan despachos a todo el mundo.

Deja tu comentario