*
MILTMP33571419
30 junio, 2016
orla

Las revelaciones del fracaso

El argentino Pedro Mairal, bien conocido en Chile por sus columnas y crónicas, vuelve a la novela tras diez años dedicado a la poesía y el periodismo. La uruguaya cuenta la
peripecia de un cuarentón en crisis económica, amorosa y existencial, de forma vertiginosa, actual y divertida. Para leer de un tirón y no esperar liviandades.

Por Marcela Fuentealba.


Paula 1203. Sábado 2 de julio de 2016.

Pedro Mairal (1970) se hizo conocido por su novela Una noche con Sabrina Love, que en 1998 ganó el premio Clarín, el más importante de Argentina, y que se volvió una aplaudida película (con Cecilia Roth y Norma Aleandro): un chico se gana el premio de pasar la noche con una estrella del porno. Mairal también es poeta –escribió una novela hecha con sonetos, El gran surubí– y un cronista y periodista de alta calidad y variedad, como consta en el libro que le editó el año pasado en Chile Leila Guerriero, Maniobras de evasión, para Ediciones UDP.

En La uruguaya (Emecé) Mairal despliega su narrativa vigorosa y pegada a la realidad, como en la aplaudida novela El año del desierto, historia argentina pura de las catástrofes sociales de 2001. Aquí convierte el trámite de un día en la vida de Lucas Pereyra –escritor de origen cuico con pocos recursos; marido con mala convivencia; padre cansado de criar– en una aventura que desarma su precaria sobrevivencia. Lucas parte a Montevideo para cobrar unos cheques –adelantos por libros que no ha escrito– y saltarse el cepo cambiario argentino. Pero también va a un encuentro: tiene una cita con una chica de 27 años que conoció hace unos meses en un congreso de escritores. Va contando, en una larga carta a su mujer, el soporífero viaje en Buquebús, la difícil vida matrimonial y paternal, el fin de semana que conoció a la uruguaya y quedó tentado de un amor y un sexo totales.

No es solo una geanila peripecia narrativa de la crisis de la adultez, sino que una crítica de fondo a los modelos económicos, amorosos, familiares, que no funcionan en estos tiempos, y que hay que ser valiente para demoler.

Entonces aparece una Montevideo diáfana que se va poniendo negra, una chica endiosada que no calza con la fantasía armada por mail, y toda la esperanza de gozar la tranquilidad de 15 mil dólares que se va al carajo. El deseo de vivir se vuelve una frustración aterradora, y los órdenes que gobiernan un sistema de vida caen irremediablemente. Esa es la fuerza con la que resuena la novela: no es solo una genial peripecia narrativa de la crisis de la adultez, sino que una crítica de fondo a los modelos económicos, amorosos, familiares, que no funcionan en estos tiempos, y que hay que ser valiente para demoler y dejar que surja otra cosa, aunque se parezca a perder todo, a la nada. “En guerra contra mi puta fantasía, mi eterno mundo invisible”, dice Lucas, y libra la batalla dispuesto a la gran derrota.

En librerías, $13.900.

Deja tu comentario