*
13 diciembre, 2017
orla

Niños que no quieren crecer

Adultos sobrepasados, con exceso de responsabilidades y poco tiempo para la familia. Así ven los niños a los grandes, según la conclusión de las doctoras en Estudios Sociológicos, Ana Vergara y en Psicología, Paulina Chávez, luego de entrevistar a más de 200 niños y niñas de diferentes estratos socioeconómicos. Una investigación que tuvo como resultado el libro recién lanzado Ser niño y niña en el Chile de hoy (CEIBO ediciones).


Paula.cl

Cerca de 200 niños y niñas de diferentes estratos socioeconómicos -de entre 10 y 11 años- opinaron sobre cómo se vive la niñez hoy, sobre las relaciones entre padres e hijos y sobre cómo ven la adultez. Sus testimonios fueron recogidos en una serie de entrevistas de la doctora en Estudios Sociológicos Ana Vergara –investigadora y académica de la Facultad de Psicología de la UDP– y de Paulina Chávez, doctora en Psicología, y que tuvo como resultado la publicación del libro Ser niño y niña en el Chile de hoy (CEIBO ediciones).

Primero, las especialistas tuvieron que ir en contra de muchos mitos: que los niños son demasiado concretos, que son breves para responder o que no pueden generar un diálogo que entregue conclusiones o que se pueda analizar. Contravinieron, entonces, todos estos supuestos y llegaron a un análisis cualitativo basado en las respuestas que dieron los menores sobre las exigencias de la niñez, sobre cómo viven sus espacios de juegos y sobre cómo ven el mundo adulto, entre varias otras.

“Los discursos de los niños del estudio están estructurados en base a una valoración negativa del mundo de la escuela, del trabajo asalariado y del trabajo doméstico y de cuidado, sostenida a partir de la consideración e interpretación de sus experiencias cotidianas y las de sus padres”, concluyen las autoras.

El libro se enmarca en una investigación Fondecyt, cuya responsable es Ana Vergara, académica de la Facultad de Psicología de la UDP.

Paulina Chávez es académica de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y doctora en Psicología.

Según los niños, los adultos están sobrepasados por las exigencias: “Uno piensa cuando chico que va a tener una casa, va a poder conducir y todo, pero, cuando uno es grande, para tener una casa hay que pagar la luz, hay que pagar el agua, hay que pagar todo”, “Mi mamá llega exhausta, en especial porque trabaja en más de una parte y tiene que andar corriendo de allá pa’ acá, pa’ allá”, son algunos de los testimonios que se leen en esta publicación.

En el libro también se señala que el trabajo adulto (donde también se incluye la escolaridad) se ve como una “actividad que consume la vida y que reporta, a lo sumo, una compensación económica actual o futura, pero no un espacio social de autorrealización”.

Las autoras plantean con eso que no se ve en los discursos de los niños esas ansias de crecer que “el mundo adulto occidental ha creído percibir e intentado alimentar en el mundo infantil”.

El libro -lanzado a fines de noviembre en la Facultad de Psicología de la UDP, y que se enmarca en una investigación Fondecyt- está a la venta en las principales librerías del país.

Deja tu comentario