Lo que hay que ver: Festival de Cine de Valdivia

Tiempo Libre

Lo que hay que ver: Festival de Cine de Valdivia

Por Elisa Reyes y Camila Cornejo

Terror, comedia, cine independiente, clásicos y para la familia, una variada cartelera de 92 largos y 100 cortos se exhibirá durante 7 días en el Festival Internacional de Cine de Valdivia. En su 23ª _versión inaugura una nueva sección de cine contemporáneo: películas de culto que serán los _clásicos del futuro. Raúl Camargo, director del certamen desde 2014, con una vida dedicada al cine como profesor en distintas universidades, programador general del festival desde 2007 y jurado en varios festivales nacionales e internacionales, nos recomienda las 5 películas imperdibles para esta edición que se realizará entre el 10 y 16 de octubre.

Paula 1210. Sábado 8 de octubre de 2016.

1. Train to Busan:
600x450
Seok-woo, un empresario, y su hija Soo-an viajan en un tren de alta velocidad que va de Seúl a Busan, cuando es invadido por zombies que atacan y matan a los pasajeros del tren. “Un cóctel explosivo ya que ningún pasajero puede escapar de la hecatombe que se avecina”, dice el director del festival. La película de terror, sangre y zombies del director Yeon Sang-ho, estrenada este año en Cannes, se ha convertido en la película más vista en la historia de Corea del Sur.

2. Como me da la gana II:
600x450a
Ignacio Agüero en el 85 ya lo había hecho y ahora repite la historia de interrumpir a los directores en pleno rodaje de sus propias películas para plantearles la pregunta: ¿qué es lo cinematográfico? Pablo Larraín, Marialy Rivas, José Luis Torres Leiva, Niles Atallah, Roya Eshraghi, Alicia Scherson, Cristián Jiménez y Christopher Murray son parte de los entrevistados por Agüero, quien junto a su montajista discuten qué es el cine en esta película chilena, que será presentada por su director en Valdivia. “Es interesante que Agüero retoma 30 años después su Como me da la gana, pero esta vez entrevistando a los cineastas del Chile actual y dando paso a las reflexiones del cine chileno de hoy y de él mismo”.

3. Buzzard:
700x500-copia
Película independiente norteamericana, escrita y dirigida por Joel Potrykus en 2014, ganadora del Festival de Locarno. Una comedia negra que cuenta la historia de Marty Jackitansky –interpretado por Joshua Burge– un joven que se dedica a hacer pequeñas estafas contra el mundo corporativo que odia. “Junta comedia negra, lucha antisistema y homenajes al cine de terror, volviéndose una película de culto de un director que con solo tres filmes ha generado un estilo propio”, comenta Camargo. Potrykus visitará Valdivia para presentarla.

4. Decasia:
600x450b
Bill Morrison, director de la película, compone a partir de imágenes de archivo en blanco y negro con manchas de nitrato, gastadas y en descomposición una historia que muestra escenas de distintos actores como monjas y niños en una escuela, un boxeador o un remolino. “Es una de las películas más emblemáticas de la historia del cine experimental. Es la obra cumbre del cine de metraje encontrado, uniendo amor por el cine, la música y la presencia del propio director en Valdivia”, comenta Raúl Camargo. Morrison es el protagonista de la muestra retrospectiva del festival.

5. Gulistan, land of roses:
600x450c
“No hay que dejar de verla porque es una película dirigida por una mujer sobre guerrilleras mujeres, mostrando el proceso de lucha de las combatientes kurdas contra ISIS”, dice el director del FICV. La película de la directora Zayne Akyol retrata la rutina diaria e íntima de las mujeres en el seno del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), movimiento marxista militarizado que lucha para proteger Kurdistán del Estado Islámico. El filme muestra los combates de estas guerrilleras kurdas contra Daesh, centrándose en Gulistan, una joven canadiense que abandonó su hogar adoptivo para enrolarse en la rebelión.

Panorama: Recorrer (y comerse) el bosque
En bosques centenarios se recolectan los ingredientes endémicos que hacen que la cocina valdiviana sea única en el mundo. Una gastronomía salvaje donde se mezclan tradiciones mapuches, preparaciones alemanas y típicas chilenas. Aquí, los imperdibles para recorrer y comer.

700x500-a
Reserva Pilunkura y Café Latúe
Pilunkura es una reserva natural del bosque valdiviano, única en el mundo, que desemboca en mar, con árboles centenarios –ulmos, olivillos, coihues, mañíos, canelos, alerces y hasta unos melíes de más de 400 años– con senderos y guías para recorrerlo en dos a tres horas. Entre las ramas del bosque anida el pájaro carpintero magallánico, el chucao y otras aves marinas. De ese bosque provienen, también, algunos de los frutos, hierbas y flores que recolecta Tania Maldonado para la cocina del Café Latúe, cuya carta depende de lo que el bosque entregue. Ahí se puede probar una pechuga de pollo acaramelada con miel de ulmo, bañada en salsa de avellanas nativas. O, del mar, un estofado de róbalo con cebolla a la hierbabuena, puré de calafate y papas nativas. De postre, una torta tres leches con salsa de calafate que combina los sabores dulces y ácidos del bosque.
La reserva es privada y el recorrido con guías (obligatorio) cuesta $ 7.000 por persona. Llamar con un día de anticipación para la reserva y el Café Latúe. Contacto: 96833 7790. www.pilunkura.jimdo.com

Foto: Gabriela Morales
Foto: Gabriela Morales

Cabo Blanco
Cabo Blanco, de Karime Harcha busca la esencia de la bohemia gastronómica: es una cocina itinerante en sus ingredientes, que busca romper con las barreras territoriales de la cocina tradicional. Así, su arroz a la valenciana se convierte en “arroz a la valdiviana” al agregarle sierra ahumada del sector de Bonifacio, róbalo del estuario valdiviano y navajuelas. Un plato ideal para días nublados. Otro plato insignia es el caracol negro al pilpil con pimienta de canelo, ingrediente endémico que se consigue del árbol sagrado mapuche. Para los paladares dulces la empanada de alcayota y harina tostada es un imperdible.
Ruta T-205, kilómetro 3,2. Aceptan reservas. Contacto 99200 7667. www.caboblanco.cl

Seguir leyendo