*
20 diciembre, 2017
orla

Los bordados de Ignacia Vergara

Bordados inspirados en la naturaleza, con un estilo minimalista y pulcro. Aquí, un nuevo talento que emerge..


Por María José Salas

Paula.cl

El bordado llegó a la vida de Ignacia Vergara (26) cuando se instaló en Melbourne, Australia, hace ya dos años y medio. Luego de haber estudiado Arte y un diplomado en Iluminación Arquitectónica en Chile, decidió partir junto a su pololo a esas tierras. Ahí comenzó todo. “No soy de esas personas que crecieron bordando o tejiendo con una abuela, pero siempre me llamó la atención porque soy muy inquieta y necesito -hasta cuando estoy sentada- estar haciendo algo con las manos”, cuenta. Y fue por esa inquietud que le pidió a una amiga que le enseñara a tejer. Así, fue de a poco indagando en el mundo de los puntos, palillos, crochet, lanas e hilos. Pero no fue hasta un viaje que hizo a principio de este año con su pareja por Vietnam, Birmania e Indonesia, entre otros países de Asia que decidió explorar en el bordado. “Para el viaje armé mi kit: un bastidor de plástico, cortaúñas en vez de tijeras, hilos de múltiples colores y lanas de diferentes calidades”. El viaje fue un banquete de inspiración para su trabajo. “En esos meses pude apreciar nuevas texturas, paisajes y culturas que me llenaron de creatividad, como bucear por mares transparentes, algo que fue clave. Los bordados que iba terminando los regalé a las personas que conocí en el camino y que me marcaron”, agrega.

¿Cómo definirías tus bordados?
Mi trabajo tiene una composición minimalista, sencilla y pulcra.

¿Qué técnica ocupas?
Principalmente mis bordados están compuestos de nudos franceses y puntos largos simples que van creando figuras abstractas muy relacionadas con la naturaleza. Cada obra es diferente a la otra, van fluyendo en el camino. El nombre de cada una es según la cantidad de nudos que la componga.

Tu paleta de colores está bien definida entre tonos tierra y el blanco. ¿Qué intención hay detrás de eso?
La paleta de colores se relaciona directamente con el querer guardar los límites de algo pulcro y sutil, sumado a los colores tierra que hay en la naturaleza. Trabajo con hilos de algodón y bambú que tienen un brillo especial a la luz, lo que permite que cada obra resalte por su riqueza de texturas.

*Para hacer un pedido escribir a la cuenta de Instagram @miv.stuido o al mail ignaciavergara@gmail.com

Deja tu comentario