Los dandys del Congo

Tiempo Libre

Los dandys del Congo

Por Francisca Gabler

Son congoleños y, aunque apenas tienen plata para costear sus estilosos trajes, rinden culto al lujo y han convertido las calles europeas en sus pasarelas. Son los sapeurs, un movimiento que a través de la apariencia intenta reivindicar su identidad.

Paula 1117. Sábado 16 de marzo 2013.

Son congoleños y, aunque apenas tienen plata para costear sus estilosos trajes, rinden culto al lujo y han convertido las calles europeas en sus pasarelas. Son los sapeurs, un movimiento que a través de la apariencia intenta reivindicar su identidad.

Se pasean por París, Bruselas y Londres como si fueran protagonistas de la mejor de las producciones de moda, vistiendo coloridos trajes, zapatos lustrosos y corbatas de seda de Dolce & Gabbana, Versace o cualquier firma de alta costura, que siempre complementan con un bastón o un puro, que raramente fuman, para hacerlo durar. La calle es su pasarela y no quieren pasar desapercibidos. Vienen de República del Congo, uno de los países más pobres del mundo, pero eso no les impide vestir con el máximo refinamiento. Se trata de miembros de la SAPE –acrónimo de la Sociedad de Ambientadores y Personas Elegantes–, un movimiento de congoleños (en su mayoría hombres) que rinde culto al lujo; ejercicio que comienza en el país africano y tiene como requisito esencial su paso por Europa, donde un sapeur puede gastar mil euros en una tenida sin remordimiento, aunque todos sus ahorros se vayan en ello.

Parece un delirio, pero no lo es. Su ideología alberga la paradoja de luchar contra la miseria mediante la apariencia. Esto partió durante el colonialismo francés en la década de 1920, cuando la aristocracia regalaba su vestimenta pasada de moda a los esclavos. La ropa, entonces, se reveló como un arma contra su realidad, como si vestidos de dandy francés de pronto recuperaran el honor arrebatado por sus invasores. “Se trata de que, a partir de lo superficial, te transformes en lo esencial y adquieras ese poder y prestigio de los otros, saltándose todos los pasos legítimos para conseguirlos”, explica la periodista chilena María José Pavlovic, que acaba de estrenar en Praga The yayas de l’élégance, un documental antropológico que intenta develar los aspectos esenciales de esta práctica.

“El arte de cantar colores” es el lema de la tienda connivences, una boutique administrada por un sapeur, ubicada en el centro de París. Tienen zapatos y colleras. www.connivencesparis.com

Hoy, la Meca de los sapeurs es París. “Realizan una verdadera hazaña para llegar a París. Trabajan duro para comprarse ropa de marca y alcanzar el sueño de la representación: vestirse bien”, explica Pavlovic. Allá, han reinterpretado el vestir europeo y cultivado un estilo único y transgresor, tanto que, incluso, el diseñador inglés Paul Smith –cerebro de armarios de artistas como David Bowie y Cate Blanchett– se inspiró en ellos para crear una colorida colección en 2010.

El fotógrafo congolés Baudoin Mouanda (1981) conquista por estos días las miradas de los norteamericanos y turistas con su exposición llamada Sapeur, la que, debido al interés concitado, será parte de la muestra Artist/ Rebel/Dandy: Men of fashion, del Museo de la Escuela de Diseño de Rhode Island, abierta desde abril a agosto de este año.

Los propios sapeurs se ufanan con la siguiente frase: “El hombre blanco inventó la vestimenta, pero nosotros la convertimos en un arte”.

The yayas de l’élégance
“Esta es la corbata que usa François Hollande, el Presidente de Francia. Después de él y yo, no hay nadie. Yo soy el que manda”, dice un sapeur en el documental The yayas de l’élégance –disponible en vimeo.com–, que sigue la historia de tres congoleños en París que aspiran ser un yaya, algo así como un sumo sapeur. Ese pequeño gesto a la cámara explica mucho sobre la SAPE. “Para ellos el lujo es lo que distingue al rico del pobre, entonces, al ponerse la ropa del rey, te transformas en uno”, dice la periodista, quien el año pasado grabó el filme para titularse de magíster en Antropología Visual que cursó en la Universidad de Manchester. “La hipótesis que gira en él es cómo en el fondo la identidad negra se actúa: los negros siempre han tenido que ser negros para los blancos. En la aparente imitación de la vestimenta y manera de ser del blanco, subyace una crítica y reivindicación de su cultura”, explica la periodista, a punto de viajar al Congo para grabar otro documental, esta vez centrado en el pequeño mundo femenino de la SAPE.

Los caballeros de Bacongo
En 2008 el fotógrafo italiano Daniele Tamagni, viajó a Brazzaville, capital de la República del Congo, para inmortalizar a la SAPE, el movimiento congoleño de personas elegantes. El resultado fue un libro de 224 páginas, donde el refinamiento de los sapeurs contrasta con la miseria de Bacongo, uno de los barrios más pobres de la ciudad. El libro tiene un prefacio del diseñador Paul Smith, quien llevó este estilo a las pasarelas en su colección 2010. US$ 226.93 en Amazon.

Ve acá el documental The Yayas de L´Elégance.

#Tags

Seguir leyendo