*
20 septiembre, 2017
orla

Los libros de Luis Larraín

Al ex presidente de Iguales, y hoy candidato a diputado por el distrito 10, la curiosidad por leer se la despertó José Donoso, se fascinó con los rusos con Dostoievski, y conoció la oposición dura a Pinochet con Tengo miedo torero.

Por Paula Coddou / Fotografía: Alejandro Araya


Paula 1235. Sábado 23 de septiembre de 2017.

Por qué fracasan los países | Daron Acemoglu y James A. Robinson

“Cuando recién me estaba interesando por la política activa, recuerdo que fui a una charla de James A. Robinson en una de sus venidas a Chile. Ahí, él explicó cómo las buenas políticas públicas, las instituciones sólidas, la libertad y la democracia permiten el desarrollo de los países. También habló de la desigualdad y dijo que dejar fuera del progreso a tantos grupos excluidos como ocurre en Chile es una barrera al desarrollo, por lo que el combate a la desigualdad no es solo una responsabilidad moral sino también económica. Inmediatamente, me devoré Por qué fracasan los países, el cual me reafirmó mi postura de que el centro liberal es el camino que permite el bienestar de los pueblos”.

El lugar sin límites | José Donoso

“Lo leí en el colegio y me sorprendió mucho. Jamás habría pensado que nos pasarían un libro como ese. Tenía mucho contenido sexual y se hablaba muy abiertamente de temas que para mí eran tabú. Fue una ventana a un mundo que no conocía, pero que me daba mucha curiosidad y que luego conocí en mayor profundidad en el activismo”.

Tengo miedo torero | Pedro Lemebel

“Este libro me mostró mundos que por mi historia personal y familiar no conocía: el de la oposición más dura contra Pinochet y de la violenta exclusión contra la diversidad sexual en esa época. Me envolvió la historia de ese Chile oscuro y profundamente clasista de los 80. Siento que era demasiado importante para mí leerlo. Tengo miedo torero marcó también mi trabajo como activista ya que me permitió acercarme y comprometerme con esos chilenos doblemente discriminados: por ser homosexuales y pobres”.

Crimen y castigo | Fiódor M. Dostoievski

“Estaba en la universidad o quizás ya había salido cuando leí este libro y fue una revelación, pues despertó mi interés por conocer otros escritores rusos como Chéjov y Tolstói. Aunque la lectura ha sido parte fundamental de mi vida desde chico, cuando era ultra nerd y los libros eran parte fundamental de mi vida, ya de más grande sentí que me faltaban los grandes clásicos de la literatura universal. De Crimen y Castigo me impresionó su profundidad, el detalle con que se describe la mente humana, cómo se viven los pensamientos, las vacilaciones, los miedos que se deben enfrentar, las dudas y sobre todo las
culpas. No recuerdo otro libro en que haya tanto desarrollo psicológico del personaje”.

Deja tu comentario