*
14 noviembre, 2017
orla

Los nuevos conciertos

Shows financiados por los fans, o cascos virtuales: las estrategias de los espectáculos en vivo, que, auguran, no morirán jamás. .

Por Josefina Hirane


Paula 1239. Sábado 18 de noviembre de 2017. Edición aniversario 50 años.

Un innovador modelo creado por chilenos está revolucionando la industria: el financiamiento colaborativo de conciertos, que se está haciendo realidad a través de www.weeshing.com. Dominique de Solminihac, parte de la directiva de Mustach (Music Tech Association Chile), asociación que reúne emprendimientos ligados a la música y la tecnología, cuenta que Weeshing ha organizado casi 200 eventos y ya está en seis países, incluidos Estados Unidos y México. “Es una plataforma de crowdlending, es decir, una multitud de inversionistas elige a qué artista traer e invierten en él. No solo ven a su artista favorito, sino que incluso rentabilizan”, dice. Un modelo, añade, que viene a democratizar la industria. “Porque hay gente que se muere esperando a que venga su artista y nunca lo logra ver”.

www.weeshing.com es una plataforma chilena donde muchos inversionistas deciden a qué artista traer. A través de ella, ya se han organizado más de 200 eventos.

Si los álbumes podrían desaparecer según algunos expertos, algo que no va a morir jamás será la presentación en vivo. La musicóloga Nayive Ananías dice: “La gente no paga un peso por un disco, pero está dispuesta a pagar sobre 80 mil para estar en cancha viendo a U2. Y no se lo cuestionan, porque quieren vivir la experiencia y compartirla en redes sociales, por lo demás”.

El productor musical Marcelo Aldunate va unos años más allá: “Espero estar vivo cuando aparezcan los cascos de realidad virtual, con experiencias tan reales que sientas que estuviste en un concierto de Elvis Presley. Sin ir más lejos, en Coachella el difunto rapero Tupac actuó en vivo con Dr. Dree y Snoop Dogg, en un holograma. ¡Y se veía como si estuviera ahí! Impactante”.

Deja tu comentario