Marcas para la risa

Tiempo Libre

Marcas para la risa

Por Bárbara Riedemann

Supermodelos como las inglesas Cara Delevingne y Jourdan Dunn usan poleras y gorras que parodian los nombres de las casas de alta costura más prestigiosas del mundo con textos como “Giraunchy”, “Féline” y “Cuntier”, en referencia a Givenchy, Céline y Cartier. Una tendencia no exenta de polémica.

Paula 1130. Sábado 14 de septiembre 2013.

Supermodelos como las inglesas Cara Delevingne y Jourdan Dunn usan poleras y gorras que parodian los nombres de las casas de alta costura más prestigiosas del mundo con textos como “Giraunchy”, “Féline” y “Cuntier”, en referencia a Givenchy, Céline y Cartier. Una tendencia no exenta de polémica.

Homiès por Hermès
Féline en vez de Céline; y Bucci en vez de Gucci, son los textos que se leen en los diseños del estadounidense Brian Lichtenberg, quien para su colección verano 2013, BLTEE, lanzó poleras, leggings y gorros unisex con esas leyendas. Sus prendas han sido usadas por las modelos inglesas Cara Delevingne y Jourdan Dunn; y Tommy Ton, el fotógrafo tras el blog de moda callejera Jak and Jil, ha capturado a cientos de fashionistas luciéndolas (desde US$ 75). www.shopbrianlichtenberg.com

Las poleras de Conflict of Interest

“Giraunchy” y “Céline me Alone” son los textos que se leen en las poleras de la marca neoyorquina Conflict of Interest. Sus diseñadores, que prefieren el anonimato, ya que trabajan en la industria, aseguran en su web que su objetivo ha sido “crear un diálogo entre la iconografía de la moda y la imaginería”. Sus poleras han sido usadas por la fashionista sueca Elin Kling y el diseñador Moisés de la Renta, hijo de Oscar, a quienes se les ha visto con la polera Ill Slander (difamación enfermiza), derivado de la marca alemana Jill Sander. www.coi-nyc.com

¿Dónde está Yves Saint Laurent?
Después de asumir en 2012 la dirección creativa de la casa francesa, el diseñador francés Hedi Slimane cambió el tradicional nombre de la firma –Yves Saint Laurent– por un simple Saint Laurent Paris. La renovación molestó a varios, entre ellos los artífices de Ain’t Laurent Without Yves (no es Laurent sin Yves), marca neoyor-quina que nació para hacerle justicia al desaparecido Yves y lanzó con ese texto poleras y polerones. www.whataboutyves.com

La polémica gorra Cuntier

En marzo, Cara Delevingne llegó a la semana de la moda de Nueva York con una gorra negra en la que se leía “Cuntier” con la misma tipografía de Cartier. El autor de la pieza es Fahad, estudiante de Diseño Gráfico de Parsons, a quien la creación para su marca Kthanksbye, de jockeys y gorros de lana, casi le valió una demanda por parte de la firma francesa que lo obligó a retirar del mercado los productos que vendía por US$ 50 en una tienda del SoHo. Fahad bordó Cuntier (derivación de “cunt”, coñazo) en 26 gorras, una de las cuales llegó a la cabeza de Delevingne, quien luego fue imitada por las fashionistas de siempre. Existen réplicas del Cuntier por unos US$ 11 en www.amazon.com

Si no puedes contra ellos, únete. Esa parece haber sido la lógica de la dupla de diseñadoras de Rodarte, marca estadounidense que tras la proliferación de la tendencia sacó una línea de poleras y polerones con la leyenda Radarte (desde US$ 150).

Seguir leyendo