*
21 septiembre, 2017
orla

Postales de la ciudad que no se ve

Seis fotógrafas sub 40 fueron seleccionadas e invitadas por Fundación Hogar de Cristo a retratar la realidad de la nueva pobreza –con televisor y auto, pero sin redes ni oportunidades– desde sus propios enfoques: la fotografía experimental, la arquitectónica o el retrato. El resultado es la exposición Santiago Poniente, con obras inéditas y seleccionadas por Paz Errázuriz.

Por Josefina Hirane


Paula 1235. Sábado 23 de septiembre de 2017.

Marcela Bruna
La periferia

Pasó por el fotoperiodismo y la fotografía publicitaria, para luego dar con un enfoque más personal: principalmente retratos. En 2012, Marcela Bruna (35) formó el colectivo Las Niñas, una agrupación de fotógrafas que gestiona instancias para dar visibilidad a trabajos realizados por mujeres y proyectos que aborden temáticas de género. “En esta oportunidad quise hablar de la desigualdad centrando mi trabajo en algo tan básico y de primera necesidad como es el acceso a la vivienda”, explica Bruna, quien hace énfasis en la mala calidad de los programas sociales que, con tal de erradicar campamentos, entregan casas en terrenos que no son aptos para vivir, como basurales, situados en la periferia, con construcciones de mala calidad y espacios reducidos que llevan al hacinamiento. www.marcelabruna.com

Zaida González
Género y educación

Fue en un homenaje a la difunta transformista “Hija de Perra” donde la fotógrafa Zaida González (40) conoció al Colectivo Lemebel, un grupo de alumnos del Liceo Manuel Barros Borgoño que busca frenar las actitudes discriminatorias hacia la diversidad sexual. “Vi su performance y dije: ‘esto quiero retratar, quiero hablar sobre educación y género’. Si no podemos hablar de la sexualidad como algo normal, si sigue estando filtrado por la Iglesia, va a continuar habiendo mucha pobreza”, dice González, quien cuenta con una destacada carrera internacional en la fotografía y fue ganadora del Premio Rodrigo Rojas de Negri 2012. Hermana del músico Jorge González, la suelen tildar de “polémica y provocadora” por sus fotografías de fetos, animales y cuerpos obesos, que toma en blanco y negro y luego colorea. “No me interesa provocar ni polemizar. Lo que intento es reflexionar sobre problemáticas sociales de nuestro país y Latinoamérica”. www.zaidagonzalez.cl

Cecilia Coddou
La otra Vivienda y Decoración

Para su tesis de magíster en Fotografía e Investigación, la artista visual Cecilia Coddou (26), dedicada al fotomontaje de arquitectura moderna, trabajó interviniendo revistas y diarios nacionales con fotos de su autoría, resultando una obra tipo collage, siempre ligada a la publicidad inmobiliaria y la arquitectura. Por eso, para esta oportunidad pensó en visibilizar hogares con “esos espacios que no venden, con fotos que no son atractivas para el mercado”, explica Cecilia, quien eligió un hogar que está dentro de una ex fábrica en Santiago Centro. “Al proyecto le puse Vivienda y Decoración, para que se entienda que es el otro lado de la vivienda y la decoración. Lo hice en un cuaderno con materiales precarios para hacer el contrapunto”. Instagram: @ceciliacoddou

Carla Mc-Kay y Carola Sepúlveda.

Las artistas fueron invitadas a buscar diferentes maneras de reflejar la pobreza en la ciudad. Se les encargó tres fotos, pero solo una será expuesta de forma inédita, primero en el GAM y luego en Matucana 100. Las 18 fotografías encargadas –algunas de las que aquí se exponen– se reunirán a fin de año en una caja de postales.

Bernardita Bennett
Los contrastes del progreso

“Cada vez que pasaba por la Costanera Norte, me llamaba la atención los campamentos que colindan con ella. Me parece súper simbólico que, lo que se supone que es sinónimo de progreso, esté al lado de lo más pobre y precario”, dice la artista y máster en Artes Mediales, Bernardita Bennett (31), quien para esta exposición fotografió esas viviendas que tanto había mirado. “Al tratar la pobreza uno puede caer en la estigmatizacion o en lugares comunes. Por eso hice algo en mi línea, que es la fotografía urbana, imágenes de casas y fachadas”, explica la artista, quien está trabajando en una serie de fotos de casas triangulares. “Son mi última obsesión y quiero sacarles todas las fotos que pueda antes de que desaparezcan”, dice. www.bernibennett.com

Carla Mc-Kay
Rostros y ropas

Lo suyo son los retratos. Carla Mc-Kay (38) tiene un archivo con decenas de ellos y ha hecho portadas para varias editoriales. Ahora está trabajando en un libro para Penguin Random House y terminando de editar una recopilación de 10 años de retratos de jóvenes pertenecientes a subculturas, desde metaleros hasta new waves. “Exponer en Santiago Poniente es potente, significó continuar ideas que me tenían obsesionada hace tiempo, mostrar parte de ese mapa que me interesa descubrir sobre los rostros y el paisaje. Yo no retraté pobreza, hice un registro de imágenes que me parecían bellas e interesantes. Vi la tensión entre los cuerpos y las ropas, entre la calle y los códigos de la moda. Vi las miradas de una comunidad que no sabe que es comunidad”.

Carola Sepúlveda
La invisibilización de lo difuso

La fotografía estenopeica es una técnica antigua que consiste en una cámara oscura con un pequeño agujero, llamado estenopo, por el que entra la luz. El resultado son imágenes borrosas. La artista visual Carola Sepúlveda (37) trabaja con ella hace más de 10 años. “Llegué a esta técnica buscando una imagen que no fuera nítida, que no hablara de una realidad tan objetiva. Que tuviera mi propio filtro y subjetividad”, dice. Para esta exposición, fue a conocer las Escuelas Súmate, que reintegran a niños rezagados del sistema convencional de educación. “Fui a un taller de música que hacen ahí y fue muy interesante ver cómo el arte da posibilidades a niños que no las tenían. Mi técnica me fue súper pertinente porque la imagen difusa refleja la invisibilización que sufre la pobreza, los niños y también los proyectos de inserción como este”.

La exposición Santiago Poniente estará desde el 26 de septiembre hasta el 2 de octubre en el Centro GAM, Av Libertador Bernardo O’Higgins 227, y del 21 al 26 de noviembre en Matucana 100. Entrada liberada.

Deja tu comentario