Tiempo Libre

Premios Darwin

Por Revista Paula

Estos premios se entregan cada año a quienes mueren accidentalmente de una manera estúpida.

Entre los difuntos ganadores de este premio figuran, por ejemplo, un joven de 28 años que murió en 1998 en una piscina de Michigan mientras jugaba con sus amigos a contener la respiración. En 1994, ganó un hombre que murió aplastado por una máquina de coca-cola cuando intentaba robar una lata de bebida. Los casos llegan de cualquier parte del mundo al sitio www.darwinawards.com y el único requisito para entrar en competencia es que la información esté rigurosamente corroborada por artículos de prensa o informes oficiales de la defunción. Una vez que se define la lista de nominados del año, la muerte más meritoria se lleva el premio Darwin por votación popular en internet.

Seguir leyendo