*
4 abril, 2018
orla

Recomendados In-Edit

Luego de 13 ediciones, ya tenemos claro que las mejores películas de este encuentro de cine y documental musical, no siempre son los de las estrellas más fulgurantes.

Por Vadim Vidal


Paula 1248. Sábado 7 de abril de 2018.

Mejor documental no convencional de súper estrella
Grace Jones: Bloodlight and Bami

No tiene ni registros en vivo, ni imágenes de archivo, ni entrevistas mirando a cámara. El documental de la inglesa Sophie Fiennes escapa al registro convencional de estrellas musicales. Si su personaje es exótico, ella no exacerba el exotismo, sino que muestra un relato cotidiano de ella tranquila en casa, hablando hasta por los codos en un hotel de Japón o departiendo con su familia en su Jamaica natal. Es un documental sin contexto que puede dejar en ascuas a quienes no conozcan a Jones más allá de su versión de Libertango de 1982, pero que se agradece entre tanta biografía que rinde culto a la personalidad del artista.

Mejor documental que no es de música
Quest

“¿Dónde está Beyoncé ahora? ¿Dónde está Rihanna ahora?”, pregunta un activista del norte de Filadelfia antes de responderse: “Nuestros primeros modelos debemos ser nosotros mismos”. Quest es un documental político en todo el sentido de la palabra. Narra la historia de la familia Raineys, padre, madre e hija. Él tiene un estudio donde graba a freestylers del barrio y ella trabaja en temas de violencia a menores. Transcurre durante los ocho años de la administración Obama y muestra como nada sustancial cambia en sus vidas. Podría ser un fresco de pobreza, drogas y balas perdidas, podría ser propaganda. Pero es noble, como la política cuando la ejercen las personas y no los que se presentan como salvadores. Si pueden ver solo un documental en este In-Edit, que sea este.

Mejor documental sobre gentrificación cultural
Where You’re Meant to Be

Aidan Moffat, vocalista y líder de la banda indie Arab Strap, quiere reverdecer las canciones tradicionales escocesas. Para eso recorre pueblos cantando sus propias versiones de dichas canciones, en un ejercicio voluntarioso que se topa con la crítica descarnada de Sheila Stewart, una baladista de viejo cuño que dice que lo que Moffat está haciendo es una blasfemia. Y si bien el documental es una manera de mostrar el peligro que esconde el rescate patrimonial aunque se revista de buena fe, y está lleno de toques exóticos (aparecen cazadores del lago Ness y hombres en armaduras medievales), quizás lo central de la narración sea la proximidad de la muerte. La física (Stewart murió en 2014) y la de las tradiciones culturales.

Dónde
In-Edit Chile 2018.
Del 18 al 23 de abril.
Sedes y programa completo en inedit.cl