Registrar la ciudad

Tiempo Libre

Registrar la ciudad

Por

Imágenes de la ciudad a distintas horas y desde distintos ángulos. Aquí, el trabajo de Rocco, un talento emergente de la fotografía.

Por María José Salas

Paula.cl

Imágenes cenitales de Santiago iluminado de noche. Un salvavidas mirando el mar en las costas de California o una calle en subida con luz de atardecer. Estas son algunas de las imágenes que registra Rodrigo Ocharán (32) -conocido en Instagram como @rocco.jpg (cuenta que tiene más de 11 mil seguidores)-, quien aprendió de fotografía a puro pulso e intuición. En la adolescencia publicaba sus fotos en un Fotolog personal y se nutría a través de las películas que se veían en su casa. Sin embargo, el punto de quiebre que lo llevó a pasar de ser un aficionado de este oficio,
a alguien que se dedica al 100%, fue trabajar en las oficinas de Nintendo Chile. En ese lugar creó, por iniciativa propia, la cuenta de Instagram, no oficial, @nintendomag ,espacio en el que libremente comenzó a mostrar los productos de la marca de manera atractiva. Hoy cuenta con 117 mil seguidores y es embajador de la marca. Y fue justamente esa exposición la que hizo que festivales como Lollapalooza lo ficharan para ser uno de los fotógrafos del evento o que marcas como Samsung, Becker o Western Digital pusiera sus ojos en él.

Tu registro fotográfico abarca varios puntos, pero ¿cómo nace el interés por registrar la ciudad?
Nunca fui bueno para las selfies porque considero que hay objetos y paisajes mucho más interesantes que mi cara (ríe). La ciudad está llena de cosas interesantes y a veces, como desafío, rescato cosas poco atractivas e intento darles una vuelta creativa. Me muevo constantemente por Santiago y si no ando con mi cámara Reflex, la cámara de mi teléfono es suficiente para hacer un buen registro. Además, trabajo muy de cerca con la página @santiagoadicto en la que aporto contenidos hace más de un año y tenemos planes para hacer cosas en conjunto en 2018.

¿Qué cámaras usas?
Cuando comencé hace dos años a trabajar con marcas compré una Nikon D3300 (modelo básico de las Nikon) y trabajé con ella durante un año. Después, cuando me confirmaron como fotógrafo de Lollapalooza 2017, decidí invertir en un equipo un poco más profesional y compré una Nikon D500. Trabajé con ella hasta hace dos meses atrás. Hoy tengo mi primera cámara Full-Frame, una Nikon D850. También tengo un dron DJI Mavic Pro que me sirve mucho para abarcar más opciones en torno al desarrollo de contenidos.

¿Qué nuevos proyectos tienes en carpeta?
Siempre he visto la fotografía como un hobbie más que como un trabajo. Me considero más generador de contenidos que fotógrafo. La fotografía es una herramienta dentro de la generación de contenidos. En algunos años más un niño de 15 años con un súper teléfono podrá tomar más y mejores fotos que yo, por lo que creo que es necesario no ser exclusivamente fotógrafo.

¿Y para eso hay que mantenerse vigente?
Claro. Es necesario explorar otras herramientas como el video, renders 3D (CGI) o música. Mi proyecto es reunir diferentes talentos bajo el concepto de agencia creativa freelance y yo desempeñar un rol más de dirección creativa. En Chile hay mucho talento, solo falta unir fuerzas para apostar por las marcas más grandes. Por otro lado, continuaré con mi cuenta de Nintendo para que en un futuro cercano poder vender productos de la marca por Instagram. Poco a poco los influenciadores comenzarán a convertirse en tiendas virtuales donde no necesariamente una marca será la que contacte a un influenciador, sino que sea el influenciador el que decida qué marca vender.

Seguir leyendo