El São Paulo de Matías Palomo

Tiempo Libre

El São Paulo de Matías Palomo

Por Desde São Paulo, por Pilar Navarrete / Fotografía: Rodrigo Chodil

Instalado en la ciudad brasileña hace seis meses, el chef chileno, dueño del restorán Sukalde, pasa buena parte de sus días descubriendo barrios y picadas gastronómicas. Esta es su selección, para la cual hay que tener mucha, pero mucha hambre.

Paula 1238. Sábado 4 de noviembre de 2017.

Liberdade: comer un pedacito de Japón
“Vamos camino al barrio japonés. Y apenas lleguemos se van a dar cuenta; es como estar en una esquina de Tokio”, dice Matías Palomo, quien con sus ojos negros brillantes mira atento las calles a través de la ventana de una van que de pronto entra a una calle donde las típicas luminarias cambian por unas farolas con apliques rojos. Es el barrio Liberdade, el reducto japonés de São Paulo, la ciudad que reúne a la colonia de nipones más numerosa fuera de Japón. Cuatro manzanas llenas de tiendas con vitrinas donde los maniquíes exhiben kimonos, rodeados de teteras y loza. En las veredas, señoras vendiendo ramas de cerezos en flor.

1. Feria libre los fines de semana

Takoyaki rellenas de pulpo.

Un mercado callejero se instala sábados y domingos en el barrio Liberdade con cerca de 20 puestos de comida. “Comida japonesa, pero japonesa de verdad”, dice Matías Palomo. “¿Qué pedimos? ¿Gyozas, takoyaki?”. De todo un poco. Primero llegan las gyozas, enormes empanadas rellenas de verduras y cerdo, cocidas al vapor y luego doradas en una plancha caliente. Y luego, takoyaki, bolitas de harina de trigo rellenas de pulpo o de camarón. Ambas fritas. Una delicia. Para saciar la sed: jugo de caña de azúcar en el puesto del costado. Este paseo es tan cotizado el fin de semana, que Palomo recomienda llegar temprano. Av Liberdade 365.

2. Supermercado imperdible

“Para mí, esto es Japón. Un paraíso para un cocinero. Pasillos repletos de productos que me permiten ir inventando ideas de platos, porque tienes mil variedades de todo: 20 tipos de lechuga, de hongos, de berenjenas. A lo menos 800 productos que en Chile no existen”, dice el chef. Se refiere a Marukai, el supermercado gastronómico japonés más famoso de Liberdade que, además de tener un sinfín de ingredientes, es un excelente lugar para surtirse de souvenirs como mandolinas y loza asiática. Rua Galvão Bueno 34.

Vivir la avenida Paulista

“El domingo es el día en que los paulistas se lanzan”, dice Palomo. Las seis pistas de la avenida Paulista –situada en el punto más alto de la ciudad– se cierran a la circulación de autos, y se transforman en el centro del panorama. A lo largo de sus casi 3 kilómetros, desde temprano hay gente corriendo, andando en bicicleta o caminando. “Varias bandas se instalan en la vereda a tocar música y frente de ellos la gente se pone a bailar: de repente ves y hay una señora vestida de Gucci y al lado un vagabundo bailando”, dice el chef.

Tradición portuguesa

Una de las paradas favoritas del chef es Manteigaria, una tradicional pastelería portuguesa que hace dos años abrió en Rua Pamplona, una de las calles más concurridas de São Paulo por su comercio. Su dueño es el empresario portugués Duval Pesana, reconvertido en chef después de dejar la economía. Y en ella solo venden café y el clásico pastel de nata portugués, hecho de masa de hojaldre y crema pastelera con canela. Su receta ha sido tan hit que, dicen, se venden tres mil pasteles al día. Rua Pamploma 674.

Escape gourmet en el Mercado Municipal

Para compartir los datos que descubre en sus andanzas, el chef creó el canal de Youtube Matías Palomo Cocinero donde sube clips de sus recorridos.

Ubicado en el centro de Sāo Paulo, entre calles atestadas, el Mercado Municipal es un palacio de productos gourmet traídos de todo el mundo. Cuenta Palomo que lo construyeron hace unos 60 años ya pensando en que fuera un polo gastronómico. “Aquí encuentras patas de jamón serrano, bacalao mejor que el que hay en Europa y quesos de todo el mundo”. Por eso, es un lugar perfecto para surtirse de aliños gourmet: sales, pimientas, aceites de oliva, café, entre otras sorpresas que se puedan encontrar en sus atiborradas vitrinas. Rua Cantareira 306.

Heladería italiana

El dueño de la heladería Bacio di Latte, cuenta Palomo, es un italiano que se dedicaba a hacer trabajo social en la calle. De tanto caminar se dio cuenta de que en São Paulo no habían buenas heladerías y montó la suya en un carrito. Le fue tan bien que instaló un local. En cuatro años ya tiene 42 sucursales. El mes pasado abrió su primer local en Estados Unidos. En ellos todos los helados se preparan temprano en la mañana con una base que traen de Italia. “El sabor, el aroma y la textura son increíbles”, dice Palomo. Av Paulista 854. baciodilatte.com.br

Para viajar
La alianza del Banco de Chile con la aerolínea Gol permite que los clientes del banco puedan canjear dólares premio por pasajes para llegar a más de 45 destinos dentro de Brasil (incluidos vuelos directos desde Santiago a São Paulo o Rio de Janeiro). Pueden pagar en 3 y 6 cuotas sin interés y tener acceso a los salones Pacific Club del aeropuerto de Santiago, presentando Boarding Pass Gol y Tarjeta de Crédito Travel. www.bancochile.cl

Seguir leyendo