*
9 agosto, 2017
orla

Sonidos capitales

Santiago es una fuente inspiradora para la mayoría de los géneros musicales, desde Violeta ausente o Las casitas del barrio alto, hasta los ritmos urbanos. Presentamos cuatro canciones inspiradas en la ciudad.

Por Vadim Vidal


Paula 1232. Sábado 12 de agosto de 2017. Especial La agenda de la ciudad.

Santiago, Corazón Rebelde (1985)

De las bandas ochenteras con un mito más grande que su obra (Pinochet Boys, Primeros Auxilios) esta es la más particular. Emuladores del sonido de The Clash, sonaban latinos para que la prensa francesa los etiquetara como “rock del exilio”. Los hermanos Rodrigo, Luis Emilio y Óscar “Cacho” Vásquez jamás conocieron la ciudad a la que le cantan en esta canción sobre el golpe de Estado que llevó a sus padres a asilarse en París. Su único disco fue producido por el uruguayo Carlos “Pájaro” Canzani y editado por Alerce. Su vocalista grabaría un disco solista en 2001, que lo trajo finalmente al país.

Blues de Santiago, Mauricio Redolés (1987)

Hay pocos cantautores que hayan mapeado de manera más precisa y metódica a la capital como el autor de Bello Barrio (disco de 1987 que abre con la canción que reseñamos), que desde ese álbum hasta One, two, tres, cuatro (2013), ha fabricado una ruta por el centro de la capital y por el Barrio Yungay. Dedicó un disco entero al lugar en Bailables de Cueto Road (1998), en donde, siguiendo la lógica de programa radial, inventa anuncios para negocios del lugar. Un corpus lírico consistente sobre una parte de la ciudad que lucha por seguir fiel a sí misma.

Santiago, Upa! (1991)

Sus canciones estaban llenas de referencias a lugares de la capital, lo que se acentuaba con el aire nocturno del saxo de Sebastián Piga y la voz de Pablo Ugarte que citaba explícitamente a Mark Hollis de Talk Talk. En 1991 quisieron dar el salto con Un día muy especial, ensuciando su sonido y encargándole la producción a Andrés Calamaro. Canciones sobre hacinamiento (Bloques), lugares (El Citi) y esta suerte de declaración de principios con el nombre de la capital. Pasó casi desapercibido en su tiempo, no era buen momento para el rock latino.

Be Proud, Jonas Sanche & Hordatoj (2014)

La música urbana tiene en nuestro país un punto alto dentro del continente y, como en su cuna afroamericana, el orgullo y pertenencia al barrio es uno de sus mayores leitmotiv. Esta colaboración entre el MC antofagastino y el oriundo de San Joaquín (quizás el exponente más destacado de inicios del nuevo siglo) repasa el nombre de las comunas donde el hiphop hace décadas es su música oficial.

Deja tu comentario