Tesoros del reino fungi

Tiempo Libre

Tesoros del reino fungi

Por MACARENA ANRIQUE / ILUSTRACIÓN HOLLY JOLLEY

En este mundo hay mucho por aprender. El segundo volumen de la Guía de Campo: Hongos de Chile, de Giuliana Furci -disponible en Ffungi.org-, cuenta con fotografías e información de 120 especies encontradas desde Atacama a Tierra del Fuego. La morchella, por ejemplo, es objeto de estudio para hacer más sostenible su recolección.

Cuero de hongos
Sporatex es un sustituto del cuero animal, similar en textura y apariencia, biodegradable y sustentable. ¿Cómo se fabrica? Con raíces de hongos que colonizan (crecen) una materia orgánica y toman sus propiedades. Si colonizaran cáscara de nuez, el biomaterial sería duro, compacto y resistente. “Al mezclar las raíces de hongos con ciertas fibras obtendrás ‘biotextiles’, en nuestro caso muy similar al cuero”, explica Hernán Rebolledo, cofundador de Sporatex.
Actualmente trabajan testeando el producto y esperan generar las primeras colecciones con algunas marcas partner a finales de este año o principios de 2020.
Instagram: @sporatex_biotextil

Ellas y las trufas
Katankura es el nombre de una empresa chilena que cultiva trufas en la provincia de Ñuble. Las exporta o usa para elaborar aceites y otros productos culinarios envasados en vidrio, varios de ellos llevan vegetales de una huerta orgánica propia. El propósito también es acercar las trufas a nuestras cocinas, contando de ellas en redes sociales. Su directora, Sonja Ungar, destaca que esta es una empresa de esencia femenina, pues toda su fuerza laboral está compuesta por mujeres: “Me encanta trabajar con ellas”, dice Sonja, aludiendo al ambiente y comprensión que surgen aquí para combinar trabajo y familia.
Como la cosecha de trufas es en invierno, Katankura significa, además, fuente de sustento para temporeras en época de baja oferta de empleo.
www.katankura.com

Cocina de recolección
Una diseñadora, una ingeniera forestal y una cocinera mapuche dieron vida a Del Monte a la Cocina, iniciativa ganadora de un Fondart y cuyo centro son los alimentos silvestres del bosque de la Araucanía andina: los recogen de modo sustentable y los difunden desarrollando platos, talleres y calendarios de cosecha. Enseñan a ocuparlos, revitalizando así la cocina recolectora y ayudando a valorar el bosque y sus especies, cuenta Antonia Barreau.
En su web están todas las actividades, también las recetas; por ejemplo, la de quinoto y empanadas, ambas con changles, hongo que aparece durante el otoño en bosques húmedos y nativos.
www.delmontealacocina.com

 

#Tags

Seguir leyendo