Trueque de casas de artistas

Tiempo Libre

Trueque de casas de artistas

Por Valentina Rodríguez

La casa de playa de un fotógrafo en una pequeña isla al lado de Sicilia, o el moderno loft de un ilustrador en Tokio: más de 700 lugares son parte de Behomm, una red social de intercambio de casas, exclusiva para profesionales de las artes visuales.

Paula 1148. Sábado 24 de mayo de 2014.

La casa de playa de un fotógrafo en una pequeña isla al lado de Sicilia, o el moderno loft de un ilustrador en Tokio: más de 700 lugares son parte de Behomm, una red social de intercambio de casas, exclusiva para profesionales de las artes visuales.

La pareja de diseñadores gráficos catalanes Eva Calduch y August Juste se reconocen adictos al home exchange, la tendencia de vacacionar intercambiando casas con desconocidos. “Siempre terminábamos en lugares de gente que trabajaba en arte, moda, cine o fotografía. Quizás porque compartimos una forma particular de habitar y de viajar”, cuenta Juste. Por eso decidieron crear www.behomm.com, la primera web de intercambio de casas, exclusiva para profesionales asociados a las artes visuales.

“Si eres arquitecto y quieres ir a París, cambia tu casa con un arquitecto de allí y tu viaje cobrará expectativas insospechadas. Sus consejos, recomendaciones y todo lo que haya en su casa –desde libros hasta lápices, pasando por su bicicleta y el barrio que eligió para vivir– tomará un valor especial”, dice August Juste, creador de Behomm.

En este sitio, más de 700 miembros de todo el mundo ofrecen sus propios departamentos, casas de campo o de playa, donde la estética juega un importante rol. “Lo que impera es el buen gusto, que no significa lujo necesariamente. Tiene que ver con el cuidado de los detalles, independientemente de la medida del lugar o la ubicación”, explica su creador. Para pertenecer a la red hay que pagar una membresía de 55 dólares por tres meses o 130 al año, pero solo se puede acceder con una invitación oficial del sitio: por medio de un miembro activo o solicitándola a través de la página web. El equipo de Behomm se encarga de rastrear a los profesionales, previo ingreso a la red, y de chequear a través de fotografías si el hogar o lugar de descanso cumple con el perfil. Así se garantiza la seguridad del sistema al evitar registros anónimos o falsos. Una vez dentro, se selecciona el destino al que se quiere viajar, aparecen todas las opciones posibles y, en ellas, los perfiles de los dueños de casa.

El matrimonio de arquitectos chilenos Benjamín Murúa y Constanza Infante, son los primeros en Chile en recibir dicha invitación. “Luego de la prueba gratuita de 50 días para conocer el sitio, nos encantó y en marzo de este año decidimos suscribirnos con nuestro refugio del edificio Morros Bayos, en el centro de esquí El Colorado. A los pocos días una española de Girona ya nos había hecho una solicitud para venir en Navidad”, cuenta Benjamín. “Termina siendo una red de contactos tremenda y para nuestro rubro eso es genial”, agrega.

Seguir leyendo