*
18 mayo, 2017
orla

Una actriz imparable

Actriz de teatro y televisión, directora y creadora de potentes iniciativas teatrales en regiones: Soledad Cruz no se queda quieta. Aquí, la presentamos.

Por Iveliz Martel


Paula 1226. Sábado 20 de mayo de 2017.

Soledad Cruz (32) ha sido la gestora de su propia carrera desde que se graduó como actriz de la Universidad Diego Portales, en 2008. “No puedo esperar a que me llamen”, dice convencida. Ha actuado en más de 20 obras (Lástima que sea una puta, El pelícano), dirigido otras tres (El feligrés, El golpe y El pago de Chile) y por estos días interpreta a Mechita en Perdona nuestros pecados, la teleserie nocturna de Mega. Y aunque también estuvo en El amor lo manejo yo y Dueños del paraíso, ambas producciones de TVN, lo que la define es su fecundo trabajo como gestora cultural: motivada por descubrir su propia identidad y la de su región, creó el Festival de Dramaturgia Maulina (Fedam), que impulsó un movimiento de dramaturgos en la zona y que llevó a dramaturgos tan potentes como Juan Radrigán, Luis Barrales y Ramón Griffero a enseñar a artistas locales. Hoy está a cargo del Laboratorio Escénico 2017 del Teatro Regional del Maule.

¿Cuál es tu diagnóstico sobre la dramaturgia en regiones?
Hay oportunidades, pero yo veo que los artistas locales trabajan muy aislados. Cuando las cosas pasan en región, se quedan y mueren ahí. Entonces, uno se cuestiona si vale la pena escribir sobre la identidad maulina, porque solo los maulinos lo leen. Y la gracia es difundir el Maule a otros lugares.

¿Es difícil para una mujer abrirse paso en la dirección teatral?
En el arte, no solo en el teatro, no existe tanto esa diferencia entre la mujer y el hombre, porque estamos hablando de sensibilidades. Jamás he visto que la opinión del hombre valga más simplemente por ser hombre, pero sí sé que a la generación de directoras que tienen más de 40 años eso les afectó y tuvieron que luchar mucho para lograr reconocimiento. Al final, cuando uno estudia la historia del teatro, uno estudia el teatro hecho por hombres, pero eso ocurre en todas las carreras y oficios porque nuestra historia es de patriarcado. En la dramaturgia también hay menos mujeres, pero es una cuestión de tiempo, porque en 10 años más vamos a encontrar a un Juan Radrigán mujer. @soledadcruzcourt

Dos reposiciones en junio y julio
Seleccionado por el Festival de Teatro Joven de Las Condes; mención honrosa en la Muestra Nacional de Dramaturgia; y finalista del Premio Municipal de Santiago 2016, El pago de Chile, escrita por Florencia Martínez y dirigida por Soledad Cruz, estuvo en la versión pasada de Santiago a Mil y fue aplaudida por la crítica. La obra –una nueva mirada a la tragedia de los 33 mineros ocurrida en 2010–se presentará en Talca el 7, 8 y 9 de junio. El 20 de julio, además, vuelve El golpe –basado en un texto inédito de Roberto Parra– que ella también dirige, esta vez en el Museo de la Memoria.

Deja tu comentario