Veraneando en Santiago con los niños

Tiempo Libre

Veraneando en Santiago con los niños

Por Carla Alonso

Un taller para aprender por qué el cielo cambia de color y otro para programar un robot en el MIM; hacer chapitas o globos a partir de un dibujo de dinosaurio en el Planetario, y cuentacuentos para guaguas y un musical gratuito de Harry Potter en versión comedia en la Biblioteca de Santiago. Acá, tres lugares con panoramas para niños durante febrero en la capital.

Paula.cl

El mundo de los dinosaurios en el Planetario
Chapitasaurio Rex y Globosaurio es como bautizaron en el Planetario a dos de los cinco talleres de verano que tienen para niños, y que realizan durante febrero. Aquí, luego de una explicación sobre la historia de los dinosaurios a partir de los fósiles que existen –donde se aprende de cómo convivieron y de su extinción–, se habla del Chilesaurus, la especie que vivió hace 150 millones de años en lo que hoy es Sudámerica y cuyos fósiles fueron encontrados en Aysén. Acto seguido, los niños se pueden llevar un recuerdo. Pintan un dibujo de un dinosaurio, que se transforma en una chapita o cortan la silueta de alguno de estos reptiles fósiles y la ponen en un globo con su dinosaurio favorito.
Otros talleres, en la misma línea, son Excavadino y Dinosiluetas, donde en una exposición se habla de tres tipos de dinosaurios, de cómo los clasifican los paleontólogos de acuerdo a sus caderas, y también se muestra a Chilesaurus y la imagen a escala de un fémur de un Argentinosaurus, una especie que habitó en Argentina. Luego de la explicación, a cada niño se le pasa indumentaria para transformarse en pequeños paleontólogos. Y, como todos unos profesionales, salen al patio de Planetario donde hay enterrado un fósil a escala de dinosaurio, que deben desenterrar.
A esta oferta se suma el taller laboratorio científico, en el que los visitantes aprenden de agujeros negros y cohetes de agua echando mano a experimentos.

Coordenadas:
Los cinco talleres se realizan rotativos durante todo el día, después de cada función del Planetario, y vienen incluidos en el precio de la entrada. Las funciones duran 45 minutos aproximadamente, en siete horarios al día: 12, 14, 15, 16, 17, 18 y 19 horas.
Valores: $4.500 adultos y $3.500 niños y tercera edad. Venta de entradas antes de cada función, en la boletería del Planetario.
Durante los martes de febrero, el Planetario recibe a los abuelos -de más de 60 años- junto a sus nietos, de manera gratuita. Los viernes, además, todos pagan entradas de niños.
Planetario, Av. Libertador Bernardo O’Higgins 3349, Metro Estación Central, Santiago.

Colores del cielo, palabras en el cerebro y robótica en el MIM
¿Por qué vemos el cielo azul? ¿Cómo almacenamos las palabras en el cerebro? Estas son algunas de las preguntas que los niños buscan responder en los nuevos talleres científicos del MIM (Museo Interactivo Mirador), que indagan en temas como la atmósfera terrestre y la comunicación. Estos están a cargo de facilitadores con formación científica, como biólogos y licenciados en Física.

Luz en la atmósfera, ¿por qué hay colores en el cielo? es el nombre de uno de los talleres. Ahí, valiéndose de un vaso de leche, una linterna y un prisma, los niños realizan experimentos para entender por qué el cielo cambia de color, las razones de esos cambios de tonalidades y el fenómeno de las auroras. Un segundo taller, llamado Ahora nos estamos entendiendo, ¿cómo nos comunicamos?, aborda el dilema de cómo comunicarse, si no se sabe el idioma en el que habla un amigo, por ejemplo. Mediante experimentos, aprenden sobre el lenguaje hablado y también cómo se almacenan las palabras en nuestro cerebro.

Ambos comenzaron el 29 de enero y se extenderán hasta mediados de abril. Y están vinculados a dos salas que inauguró el MIM: Neurozona y Túnel Universo.

Además, y de forma permanente, está el taller de robótica, que permite a niños -a partir de 8 años- programar un robot. Para ello deben resolver desafíos como calcular las distancias y ángulos para que el robot ejecute una tarea específica.

Dato: El domingo 4 de marzo se celebrará el aniversario número 18 del MIM y la entrada será gratuita para quienes cumplan esa edad durante todo el año. Solo hay que mostrar el carnet para verificar la fecha de nacimiento en al año 2000. Ese día se realizarán demostraciones astronómicas en la sala Túnel Universo, donde se abordarán fenómenos como eclipses y agujeros negros, y se hablará de las superficies de los planetas.

Coordenadas:
Los talleres están incluidos en el valor de la entrada al MIM. Ojo, hay que inscribirse porque los cupos son limitados. Cada taller tiene capacidad para 40 personas.
Luz en la atmósfera, ¿por qué hay colores en el cielo?, tiene una duración de 30 minutos y se realiza en el Taller LAB. Dirigido a niños de 6 años en adelante, se realiza de martes a domingo.
Ahora nos estamos entendiendo, ¿cómo nos comunicamos? Para niños de 10 años en adelante, este taller se desarrolla en el Teatrito. 30 minutos de duración, de martes a domingo.  
Los talleres científicos se realizan a las 10, 12, 15 y 17 horas, pero los horarios pueden variar dependiendo del quórum.

El MIM está abierto de martes a domingo, de 9:30 a 18:30 horas. La boletería cierra a las 17:30 horas. Niños y estudiantes (de 2 a 18 años) $2.700, adultos $3.900 y adulto mayor $2.700.
Todos los miércoles (excepto los miércoles festivos) las tarifas están a mitad de precio.
Avenida Punta Arenas 6711, La Granja. La estación de metro más cercana es Mirador de la Línea 5.

Cuentacuentos para guaguas y musical de Harry Potter en la Biblioteca de Santiago
Al interior del edificio de estilo modernista de Matucana 151 están pasando cosas y todas son gratuitas. Durante febrero, la Biblioteca de Santiago realiza sesiones de Cuentacuentos Infantiles en torno a libros que abordan temas como las vacaciones, la familia y el reciclaje. Los cuentacuentos están a cargo del personal de las salas capacitado en lengua de señas para cuentacuentos inclusivos.
Para niños de 0 a 4 años está la Guaguateca, donde participan de juegos de lectura, canto y estimulación temprana. En esta sala para primera infancia los juegos son de motricidad y tacto, al igual que los libros, con colores y texturas especiales. Sus cuentacuentos son cantados y dirigidos a las sensaciones.
Otra de las novedades es el teatro: el 22 y 23 de febrero el mago adolescente y saga fantástica más famosa del último tiempo regresa con la obra de teatro y musical Juro solemnemente que no es otra historia de magos, versión chilena del espectáculo británico A very Potter musical, una comedia acerca del universo de Harry Potter y Howgarts.
La función es para todo público, pero está dirigida especialmente a adolescentes desde 12 años. La compañía a cargo, Riddikulus, se formó en 2017 y la integran jóvenes de comunidades fanáticas de Harry Potter, que hacían eventos al interior de la Biblioteca de Santiago.
Luego de seis meses de ensayos en el edificio y bajo la dirección de la profesora de teatro y booktuber –expertos en reseñas de libros por YouTube-, Poly Godoy, el estreno fue a fines del año pasado. La obra, que hace referencias a la cultura pop chilena, a la farándula y a las redes sociales, tendrá ahora una segunda temporada con dos funciones.

Coordenadas:
Cuentacuentos Infantiles: de martes a viernes, a las 17 horas, en la Sala Infantil. También los sábados y domingos, a las 15:30 horas.
Guaguateca: de martes a domingo a las 12:30 horas.
Juro solemnemente que no es otra historia de magos: 22 y 23 de febrero, a las 18:00 horas. Entrada liberada y cupos limitados por orden de llegada.
Biblioteca de Santiago, Matucana 151, Metro Quinta Normal. De martes a viernes, de 11 a 20:30. Sábado y domingo, de 11 a 17 horas.

Seguir leyendo