*
3 mayo, 2017
orla

Levantar los párpados caídos

Radiofrecuencia y láser son los tratamientos no quirúrgicos para prevenir y evitar la flacidez.

Por Bárbara Riedemann / Fotografía: Rodrigo Chodil


Paula 1225. Sábado 6 de mayo de 2017. Especial Belleza.

La piel que rodea el contorno de los ojos es la más frágil y delgada y la del párpado móvil va perdiendo su elasticidad con la inevitable consecuencia de que se caiga sobre el ojo, condición conocida como blefarochalasia. A pesar de los factores genéticos que determinan la calidad de la piel, las blancas están más expuestas a sufrir la caída del párpado ya que tienen menos pigmentos que la protegen de los rayos UV y menos glándulas sebáceas que humecten. “Además, el párpado tiene menos fibras de colágeno y elastina, lo que propicia que envejezca más rápido”, explica el dermatólogo Gonzalo Pantoja, de Santiago Medical Institute, quien recomienda usar mañana y noche cremas específicas para el contorno de ojos que, sin embargo, “solo son preventivas y con un techo”. “No se les puede exigir el mismo efecto que la tecnología”, dice. Por eso, cuando el párpado ya se ha comenzado a caer, la radiofrecuencia y el láser son las mejores opciones. “Aunque ninguno es nuevo, sí se han ido sofisticando para tratar esta delicada zona sin comprometer al globo ocular”, explica. En cualquier caso, indispensable es el uso de un bloqueador de textura ligera que no provoque lagrimeo y de lentes de sol en las horas de mayor radiación.

3 procedimientos según el grado de párpado caído
Leve a moderado: es la última tecnología disponible para combatir el problema y también sirve como tratamiento preventivo. Se llama Thermage y es una radiofrecuencia de alta potencia –cuyo aplicador es específicamente creado para tratar esta  zona– que emite calor para estimular colágeno y elastina y generar una retracción y tensión de la piel. El efecto es inmediato y, tras una única sesión que dura entre 30 y 40 minutos y que se realiza con anestésico en crema, el paciente se incorpora a sus actividades normales, ya que no irrita ni deja rojo. Se recomienda repetir el procedimiento luego de 3 años. ($1.000.000 aprox.).

Moderado: los láser CO2 y Erbio se utilizan para este caso. Actúan bajo el mismo principio que la radiofrecuencia –generar temperatura para retraer la piel– pero, al ser más potentes, producen una leve irritación y rojez de la zona que deja sensibilidad en los párpados por 7 días y se debe aplicar crema cicatrizante y bloqueador. Se realiza en una sesión que dura media hora con anestésico en crema. Su efecto también es inmediato y dura 3 años. (entre $ 600.000 y $ 800.000 aprox.).

Severo: la única solución es una blefaroplastia, cirugía en la que se realiza una incisión horizontal en el pliegue que se forma cuando se abren los ojos. El procedimiento dura media hora y, aplicando anestesia ambulatoria, se extrae el excedente de grasa y piel y se hace una sutura intradérmica, que se retira en 5 días. Según la gravedad, será necesario, además, levantar con cirugía el borde externo de las cejas. Se debe guardar reposo por 3 días y evitar comer comidas duras para no forzar la musculatura de la cara. ($1.100.000 aprox.).

*Al ser el párpado superior un área tan sensible y delicada, los procedimientos aquí recomendados solo pueden ser realizados por dermatólogos, cirujanos plásticos y oftalmólogos. Tratamientos disponibles en Santiago Medical Institute (Juan XXIII 6130, Vitacura, www.santiagomedical.cl y Centro de Cirugía Plástica y Láser Dr. Nelson Correa (Av Kennedy 5735, of 607, www.clinicacorrea.cl).

Deja tu comentario