Leche solidaria

Columnas

Leche solidaria

Por macarena anrique / ilustración holly jolley

Las leches vegetales no tienen carga de explotación animal y son alternativas válidas en la cocina. Hay mucho por descubrir en ellas, lo mismo pasa entre las lecherías, industria en la que se valoran vuelcos hacia lo sustentable, sobre todo de respeto hacia el ganado. El cambio pasa por una actitud personal: informarse, buscar y elegir responsablemente.

Del día
Patricia Cornejo y Sergio Lira trabajan en el fundo Los Maitenes, a 40 minutos de Santa Cruz. Por seis generaciones de su familia aquí se produjo leche de forma estacionaria para consumo particular, pero hace seis años crearon una empresa y hoy tienen 50 vacas que pastan libres en un campo de secano costero de Marchigüe. Con leche fresca de cada día, y siguiendo recetas atesoradas por los lugareños desde tiempos coloniales, elaboran calugas, manjar y queso. Patricia se encarga de esa labor y asegura que todo es natural, sin preservantes, incluso en las variedades light. Destacan su queso maduro y el manjar con frutos secos y naranja.

Los Maitenes tiene sala de venta y despacha a todo Chile, además sigue una política de eliminar por completo el uso del plástico, por eso usan potes de vidrio y papel para envolver.

Visitar las vacas
Playa Venado es un campo de producción lechera que está a 15 km de Puerto Varas, junto a la ribera del lago Llanquihue. Durante todo el año permite visitas para conocer los pasos del proceso de producción de su leche y de sus dos productos de venta a público general: manjar y queso mantecoso.

Aquí las vacas pastorean libremente y, como práctica sustentable, sus desechos orgánicos se reciclan para usar como abono del suelo; el agua de lluvia también se reutiliza, para limpieza de pisos. Isabel Margarita Urbina, ingeniera agrónoma del predio, comenta que al ser de raza Jersey, sus animales producen lo que algunos llaman leche verde, pues su alta concentración permite ahorros de huella de carbono en transporte y procesos.

De cabra y en botella de vidrio
Con formato de un litro y 250 cc, Saan produce leche de cabra, pasteurizada y sin preservantes. La iniciativa nació a partir de la necesidad de encontrar alternativas de alimentación más saludable y pensando en personas con alergia alimentaria o intolerancia a la proteína de la leche de vaca. Sus productores destacan que es rica fuente de aminoácidos esenciales, proteínas, calcio y fósforo, al mismo tiempo que permite una mejor digestión y es baja en colesterol.

Materna en primer lugar
El 1 de agosto comienza la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Este año tiene como consigna ‘Amamantamiento: fundamento de la vida’, y la invitación es a promover que la leche materna resulta la base de una buena nutrición, de la seguridad alimentaria y de la reducción de la pobreza, factores indispensables para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Seguir leyendo