A la luz de las velas

Columnas

A la luz de las velas

Por María Edwards

Aunque ya no sean necesarias como en el siglo XVII o XVIII, las velas generan atmósferas especiales; los candelabros de plata o de bronce son un aporte estético en cualquier rincón.

El candelabro parece ser un objeto anticuado. En efecto, lo es. Es un soporte que durante siglos se ha usado para posar uno de los elementos más antiguos de iluminación: las velas.

Los primeros eran candeleros para sostener una sola vela, pero ya a fines del siglo XVII comenzaron a desarrollarse piezas de más de un brazo, por lo general de a pares, y con detalles elaborados. La palabra vela proviene del latín candere, que significa brillar. Fue una industria que brilló en conjunto con la de los candelabros fuertemente durante el siglo XIX.

Pero las nuevas invenciones en el ámbito de la iluminación las remitieron a ser piezas decorativas. Si bien los multibrazos de bronce, plata o de cualquier material brillante han sido reemplazados por elementos más modernos y minimalistas, hay también modelos antiguos y clásicos que, combinados con velas aromáticas de colores y diversas formas, son un aporte funcional y estético a los espacios.

Soy una fanática de las velas florales y cítricas. Me gusta que los lugares tengan un sello aromático especial; creo que una vela siempre es un aporte. Luego de años me empecé a fascinar con la atmósfera que estas generaban. Pero como normalmente son de cera de soya o algún tipo de cera ecológica que se pone líquida al calentarse, vienen en contenedores bajos y no translúcidos. Esto hace que la luz se pierda y no contribuya en todo su potencial al ambiente.

Entonces quise empezar a probar con candelabros y velas tradicionales. Se consumen más rápido y no tienen olor, pero crean mejor atmósfera que cualquier lámpara y hasta apagadas se ven preciosas. Tengo también la extraña manía de ponerlos de a pares, siento que el dúo les da equilibrio y potencia su presencia.

Un dato: velas altas de cera orgánica de abeja que se pueden hacer a pedido en diferentes colores. Venta por etsy.com desde US$ 2 la unidad hasta US$ 95 la docena más despacho.

Seguir leyendo