Trucha en costra de avellanas, mantequilla de limón y endibias acarameladas

Gastronomía

Trucha en costra de avellanas, mantequilla de limón y endibias acarameladas

Por CENTRO DE COCINA REVISTA PAULA / RECETA: RUTH VAN WAEREBEEK / PRODUCCIÓN: PAULA MINTE / FOTOGRAFÍA: CAROLINA VARGAS / AGRADECIMIENTOS: DOMINIQUE SUMAR / FALABELLA

Publicada originalmente en Paula N° 1199, el sábado 7 de mayo de 2016.

(Para 2 personas)

  • 3 endibias, en julianas finas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharaditas de azúcar flor
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo
  • 2 trozos (150 g c/u) de filete de salmón/trucha o 2 truchas pequeñas enteras
  • 3/4  taza de avellanas tostadas, peladas y picadas gruesas (más abajo lee cómo tostar y pelar avellanas)
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de perejil picado fino para decorar
  1. En un bol colocar las endibias, 1 cucharada de jugo de limón, azúcar flor, sal y pimienta. Mezclar y dejar reposar 10 minutos.
  2. Mientras tanto, en otro bol mezclar el huevo y sazonar con sal y pimienta. Pasar los trozos de pescado por el huevo y luego por las avellanas picadas. Reservar.
  3. En un sartén grande calentar el aceite a fuego medio-alto y freír las truchas, 6-7 minutos por cada lado hasta que estén crocantes y cocidas. Sazonar con sal y pimienta y agregar 2 cucharadas de mantequilla y el resto de jugo de limón.
  4. Mientras tanto, en otro sartén o wok calentar el resto de mantequilla a fuego medio-alto. Añadir las endibias y saltear, revolviendo, hasta que estén ligeramente doradas y acarameladas. Transferir a 2 platos individuales, encima colocar los trozos de trucha con costra de avellanas, rociar los jugos y decorar con el perejil. Servir de inmediato.

Las endibias se pueden reemplazar por otras verduras: espárragos grillados, espinacas o champiñones salteados.

Cómo tostar y pelar avellanas

Para intensificar el sabor y color de las avellanas, los cocineros suelen tostarlas. Para eso, hay que precalentar el horno a temperatura media-baja. En una lata de horno distribuir una capa de avellanas. Hornearlas 15-20 minutos, supervisando constantemente, porque se queman con facilidad. Para remover la piel, cuando todavía están calientes, hay que transferirlas a un paño de cocina limpio, cubrirlas con el paño y dejarlas reposar 10 minutos. Luego frotarlas vigorosamente dentro del paño, hasta eliminar la mayor parte de la piel.

Lee más sobre las avellanas europeas en el sur de Chile.

Seguir leyendo